Emasa vela por unas 5.000 personas de más de 80 años a través del consumo del agua

Si no hay gasto de agua en una vivienda de una persona mayor que vive sola puede ser una señal de que le ha ocurrido algo. La Empresa Municipal de Aguas de Málaga (Emasa) y el Ayuntamiento de la capital pusieron en marcha en 2017 un proyecto piloto para velar por esas personas aprovechando los contadores inteligentes que transmiten la información en tiempo real.

De momento, ya hay más de 5.000 mayores de 80 años en la capital que se benefician de este sistema. El modelo -que se irá ampliando a medida que se renueve el sistema de medidores- ha interesado ya al Ayuntamiento de Madrid que pretende replicarlo.

En esta iniciativa, Emasa es la responsable de dar la alerta ante una falta de consumo de agua. El sistema informático permite establecer alarmas a partir de un determinado número de horas sin gasto en el suministro.

Los Servicios Sociales colaboran con el proyecto, ya que son los encargados de decidir qué vecinos de la ciudad necesitan de este servicio, a partir de cuántas horas debe saltar la alerta y a qué familiar avisar en caso de detectarse alguna anomalía.

Cuando Emasa da la alerta a los trabajadores sociales, profesionales de la Unidad de Emergencia Social (UME) visita al mayor para comprobar que está bien.

"A veces los vecinos no se percatan de que le ha pasado algo a una persona mayor que vive sola hasta que no pasan días o semanas; con este sistema que detecta la falta de consumo de agua, la alerta es inmediata", explicó la responsable de Proyectos Sociales del Ayuntamiento de Málaga, Ruth Sarabia. En la ciudad hay instalados más de 130.000 contadores inteligentes de los cuales cerca de 42.000 transmiten los datos del consumo en tiempo real.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios