Empleados de Limasa critican los recortes y anuncian movilizaciones

  • Una masiva asamblea decidió ayer pedir permiso para concentrarse en el centro

Comentarios 24

Más de 800 empleados de la empresa mixta de limpieza Limasa celebraron ayer una asamblea en un hotel de la capital y decidieron pedir un permiso a la Subdelegación del Gobierno para realizar una concentración en las calles del centro, a ser posible, esta misma semana. Por ahora los operarios no contemplan la convocatoria de paros o huelgas, pero tampoco se descarta si sus reivindicaciones no son atendidas. Los trabajadores denuncian que la empresa privada que posee el 51% de la compañía -el 49% restante es del Ayuntamiento de Málaga- está incumpliendo lo firmado en el convenio laboral de 2010 y que tenía vigencia para tres años. En ese convenio se pactó una subida salarial del IPC más un punto en 2010, del IPC más 1,5 puntos en 2011 y del IPC más dos puntos en 2012. Francisco José Morales, presidente del comité de empresa, explicó ayer se ha abonado ese incremento en los años 2010 y 2011, pero que para 2012 se ha congelado el sueldo, es decir, no se incrementará nada y se seguirá cobrando lo mismo que el año pasado.

Por otra parte, ante la difícil coyuntura económica general, Morales aseguró que los trabajadores renunciaron a cobrar los días festivos en 2012, lo que supone otro ahorro de 3 millones de euros a los que habría que sumar otros 3,5 millones de disminución del gasto correspondiente a diversas ayudas contempladas en el convenio para este año 2012 que ya no se van a dar al estar congelado.

El presidente del comité de empresa afirmó que los trabajadores han renunciado a estos ingresos porque "la empresa nos dijo que la situación estaba muy mal". Sin embargo, el enfado entre la plantilla se ha producido cuando, según sus cuentas, han observado que la empresa privada obtendrá, siempre según el comité de empresa, un beneficio de cinco millones de euros en marzo correspondiente al anterior ejercicio. "Si una empresa tiene beneficios no puede haber recortes", indicó Morales.

La asamblea aprobó ayer iniciar las medidas de presión tanto a la parte privada como al Ayuntamiento. Empezarán por la concentración y ya se están estudiando otras posibilidades de carácter interno y operativo. "No queremos que se pague a la parte privada a costa de nuestro sueldo", concluyeron.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios