Empleo debe 16 meses a empresas que dan trabajo a discapacitados

  • La deuda con los 132 centros de empleo de la provincia, desde mayo de 2012, asciende a más de nueve millones de euros

Comentarios 1

Los discapacitados tienen aún más difícil la inserción laboral. Para facilitarles su incorporación al mundo del trabajo, un ingreso y más autonomía se crearon los centros especiales de empleo (CEE). La Administración autonómica paga la mitad del salario mínimo interprofesional (645,30) y el resto lo abonan los CEE. Pero el modelo falla por los retrasos en el pago de la Consejería de Empleo. Según estas empresas de finalidad social, la Junta les adeuda la subvención de 16 meses -desde mayo de 2012-, lo que asciende a un montante de más de nueve millones de euros.

"El impago de estas cantidades convierte en inviables proyectos viables, negocios reales que, como en el caso de Aspromanis Servicios, están al borde del cierre", denuncia el presidente de Aspromanis, Alfonso Rubio. Los centros especiales de empleo ofrecen servicios de jardinería, lavado de coches, porterías o telemarketing, entre otros. En la provincia hay 132 de estas empresas que dan empleo a unas 1.500 personas con discapacidad intelectual, física, sensorial y orgánica.

Rubio reconocía que justamente ayer, los centros especiales de empleo habían cobrado el primer cuatrimestre de 2012. Unos fondos que sirven para pagar nóminas y a proveedores. Pero aclaraba que la deuda se sigue generando, de modo que el problema sigue siendo el mismo.

"Intuimos que no hay un duro", aventuraba el representante de Aspromanis para intentar explicar las razones de la tardanza de la Junta de Andalucía en realizar los pagos. Pero desde estos centros se apuntaba que hay provincias como Granada, Almería, Córdoba o Jaén en las que la Administración autonómica está al día en los pagos.

Según Rubio, en la reunión que mantuvieron el lunes pasado con la delegada de Empleo, Marta Rueda, la representante autonómica achacó la demora a que no había suficiente personal para resolver los expedientes. Aunque ayer cobraran el primer cuatrimestre de 2012, los centros especiales de empleo no parecen dispuestos a seguir soportando tanta tardanza de la Administración y en han advertido que en los próximos días estudiarán "acciones" para que se agilicen los pagos.

Rubio recuerda que las ayudas para mantener los puestos de trabajo para personas con discapacidad es una compensación ante la mayor dificultad que experimenta este colectivo a la hora de poder acceder al empleo, a la vez que por su menor productividad. "La subvención supone una regla de juego impuesta por la Administración que de hecho es un elemento fundamental en el modelo de negocio de los centros especiales de empleo", argumentan desde estas empresas de finalidad social.

Por eso critican que con sus retrasos, la Administración autonómica dinamite las reglas de juego. Como ejemplo, Rubio ponía que la Junta de Andalucía debe a Aspromanis Servicios 120.000 euros y que este centro especial de empleo adeuda a su vez, debido a las demoras en los pagos, 150.000 euros a las entidades bancarias. "Ya los bancos no nos dan más crédito", reconocía Rubio.

Tras cobrar ayer el primer cuatrimestre de 2012, Aspromanis Servicios pudo pagar la nómina de octubre a su veintena de empleados. Pero el presidente de la organización insistía en que si la Junta no se va poniendo al día con los pagos, la deuda con los centros especiales de empleo sigue porque se generan nuevas mensualidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios