Empresarios piden que las playas sean regeneradas antes de Semana Santa

  • El sector apuesta por escolleras para garantizar la estabilidad de la arena

De nuevo el estado del litoral vuelve a centrar la atención de los empresarios de playas. El presidente de la asociación que engloba a este colectivo, Manuel Villafaina, instó ayer a que se realicen las actuaciones necesarias para que las playas presenten el mejor estado posible de cara a la próxima Semana Santa. En este sentido, apostó por la realización de labores de regeneración de arena en aquellos puntos donde sea necesario antes de que empiecen a llegar los turistas a la Costa del Sol. No obstante, admitió que por el momento, y debido a que no se han producido temporales de levante, las playas no han sufrido grandes daños.

"Lo que pedimos al Gobierno es que disponga del presupuesto suficiente para que cuando tengamos esos problemas las playas puedan estar regeneradas para Semana Santa. Levante vamos a tener", aseveró el presidente. Asimismo, indicó que actualmente las zonas más afectadas se concentran en Marbella, "en un par de puntos", y en la playa de Ferrara de Torrox , "que siempre pierde arena aunque no haya temporales". Un paso más allá fue el presidente de la Federación Andaluza de Empresarios de Playas, Norberto del Castillo, quien presidió la muestra del sector Expoplaya, que se celebró ayer en el Palacio de Congresos de Torremolinos. El presidente andaluz incidió en la necesidad de estabilizar las playas de manera permanente sin tener que realizar "parcheos de aportes". Para ello afirmó que sería adecuado instalar elementos que garanticen el estado de las playas, como es el caso de las escolleras sumergidas que se han colocado en Estepona.

"En un momento determinado por los vertidos y por las labores de arrastre se perdió la poseidonia, que es lo que actuaba un poco de arrecife en este costa. Por eso pensamos que la solución sería la instalación de esas escolleras. Por supuesto, también falta por terminar el saneamiento integral", explicó Del Castillo. Pero éste no fue el único punto que centró la atención de los empresarios de playas, ya que la regularización de los chiringuitos se convirtió en un tema recurrente. Villafaina informó que ahora se ha ido al "corazón del problema", que es la propia Ley de Costas, y mostró su esperanza en que se pueda obtener el respaldo jurídico necesario para garantizar que los empresarios puedan realizar inversiones y abrir todo el año, una vez realizada una reforma de la normativa. De hecho, señaló que en determinadas zonas, como es el caso de Torremolinos, sería necesario que los establecimientos pudiesen estar a menos distancia unos de otros para dar respuesta a la demanda turística, por lo que reclamó que se analicen de forma pormenorizada los casos. Incluso, el presidente afirmó que sería conveniente estudiar la posible instalación de terrazas adicionales en los chiringuitos en temporada alta, pero siempre en lugares donde se necesiten y con las autorizaciones pertinentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios