Energía y calefacción con huesos de aceituna

  • Su uso se está generalizando en las almazaras de las comarcas de la Sierra de Ronda y de Antequera

La producción de hueso de aceituna se ha generalizado en los últimos tiempos en la gran mayoría de las almazaras, que han visto en la utilización de este desecho de la producción de aceite un medio muy útil para ahorrar energía en sus propias instalaciones, que tienen que hacer frente a un gran consumo eléctrico para poder hacer funcionar toda su maquinaria.

De hecho, todas las almazaras de Antequera ya lo utilizan, según confirmaron desde la organización agraria Asaja, y también en la Serranía de Ronda se ha generalización su uso. Precisamente, la almazara de Ronda lleva seis utilizando una caldera de hueso de aceituna para calentar el agua y la calefacción, a lo que añade la comercialización del producto sobrante, lo que supone un aporte extra a los ingresos que genera la venta de aceite de oliva. Es éste un ejemplo que se puede extender al resto de cooperativas. Y es que la reducción del gasto en energía eléctrica ronda el 8%, lo que supone un ahorro de unos 12.000 euros en la factura de la luz.

En cuanto a la venta de este hueso ya seco, son las granjas de producción avícola de Ronda y el Guadalteba las que mayor producción realizan, aunque también cuentan entre sus clientes con una empresa cordobesa dedicada a la exportación de este producto al extranjero, donde parece contar con una gran aceptación en los hogares como combustible para las estufas tradicionales. En concreto, serían los británicos uno de los mayores consumidores de hueso seco rondeño, aunque también de otras muchas zonas de la provincia, según explica el gerente de la cooperativa rondeña, Juan Rosua. Y es que estamos ante un producto mucho más económico que el gasoil, hasta el punto de que el precio de compra puede llegar a estar en algunos momentos hasta casi un 50% más bajo, según explicaba el portavoz del la almazara rondeña, Manuel Domínguez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios