Enero confirma el desplome en la venta de vehículos en la provincia

  • La venta de turismos cayó un 68% en el primer mes del año con respecto a 2008 · Los empresarios reclaman más ayudas por la "grave crisis" que asuela al sector

Nuevo varapalo al sector de la automoción malagueño. La venta de turismos cayó un 68% en el mes de enero y confirmó el fuerte descenso registrado durante 2008 según los datos de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles (Anfac). Si en el primer mes del año pasado se matricularon en Málaga 4.778 coches, la crisis que asuela al sector y la incertidumbre económica han rebajado la cifra a las 1.564 unidades.

Estos datos confirman los resultados negativos experimentados por el sector en el cierre del pasado año, cuando la matriculación de vehículos cayó un 24,5% en Málaga. En los doce meses del pasado año se matricularon 67.755 vehículos en la provincia frente a los 89.855 de 2007. Fue tras el verano cuando la crisis empezó a dar sus coletazos más fuertes y eso se tradujo en la provincia en una menor venta de vehículos, tanto por falta de confianza de los consumidores como, sobre todo, de financiación bancaria.

Las causas de esta caída son "la gravedad de la crisis económica y financiera", que "continúa configurando inseguridad y pérdidas en todos los sectores afectados" y "se plasma en una fuerte disminución del consumo privado", según explican los fabricantes.

"La restricción de acceso a los créditos y la escalada del desempleo ha hecho que el nivel de confianza del consumidor siga bajo mínimos", añaden en Anfac, donde vaticinaron que en 2009 la venta de coches puede bajar en España un 23% respecto a 2008 y la producción, un 21%, en un país donde la industria automovilística, la tercera de Europa en volumen, representa un 8,4% del PIB y el 80% de la producción se exporta.

Después de conocer estos datos, los empresarios españoles del automóvil reclamaron "de manera urgente medidas para incentivar la demanda", además de "medidas de apoyo a la industria en forma de garantías", al igual que en varios países europeos. En este contexto, los únicos beneficiados son los consumidores, pues casi todas las marcas están lanzando ofertas especiales para intentar terminar el año de la mejor forma posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios