Enfrentamiento entre docentes y padres por el tipo de jornada escolar

  • Las familias creen que lo mejor son las clases mañana y tarde, aunque prefieren que sean los colegios los que decidan · El profesorado insiste en que el horario continuo permite conciliar la vida laboral y familiar

Comentarios 13

¿Qué es mejor que los alumnos tengan sus clases en jornada continua o partida? Para los profesores, lo mejor es que acudan a las aulas sólo por la mañana. Sobre todo porque de otra forma sería muy difícil conciliar la vida laboral y familiar no sólo de ellos, sino también de las familias. Los padres, sin embargo, creen que para sus hijos sería mejor ir también a atender las lecciones por la tarde. Creen que el rendimiento sería mayor y que ellos también lo tendrían más fácil para la conciliación. Es la segunda vez en pocos días que tienen posturas enfrentadas. La primera ocurrió con el adelanto del curso escolar.

El debate sobre el horario ha sido reabierto por la Junta de Andalucía, que había eliminado la opción vespertina para consolidar la matinal en la oferta que había lanzado a los sindicatos para comenzar el curso escolar el 10 de septiembre en vez del 7, como inicialmente propuso. Pero el borrador ha vuelto a incluir varias opciones para los horarios escolares y permite a cada comunidad educativa decidirlo a través de su consejo escolar.

A los padres le parece bien. "Las circunstancias de cada centro son diferentes, ya sea por la edad del alumnado, por su ubicación en ciudad o en un entorno rural... y por ello debe ser autónomo para decidirlo", asegura Pilar Triguero, presidenta de la Confederación de Federaciones de Asociaciones de Padres de Alumnos y de Familia de Andalucía (Codapa). Igual dice en Fdapa: "La jornada partida se adecua más a los niños, sobre todo en Primaria. Con la continua, a últimas horas, no tienen ya la capacidad de atender bien", dice su presidenta, Marisol Luque. "Aunque nosotros preferimos que sean los propios padres los que lo decidan según sus circunstancias y no los docentes", añade Eduardo Caro, máximo responsable de la Federación Católica de Padres de Alumnos (Fecapa).

El profesorado no lo ve igual. "La jornada partida no aporta nada", dice Teresa Blanca, secretaria de la Federación de Educación de UGT en Málaga. "Yo he criado a mis hijos cuando ellos salían a las 12:30 del colegio y volvían a las 15:00. Y era un follón. ¿Quién ha acabado a esas horas de trabajar? ¿Con quien comen los niños?", se pregunta la sindicalista y docente. Igual dice José Fernández, su homólogo en Comisiones Obreras. "Además, los profesores también somos parte e la comunidad educativa, así que también tenemos que decir algo en todo esto", subraya Fernández.

Actualmente en Málaga y según la delegación de Educación, todos los centros docentes públicos tienen jornada continua. Un estudio de Codapa refleja que el cien por cien de institutos tienen ese horario y que sólo el 17% de colegios han optado por la jornada partida, en su inmensa mayoría privados o concertados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios