Enjambre de grúas del pasado para la cárcel de Archidona

  • El alcalde se queja de que se ha contratado a menos gente del pueblo de la que se prometió · El PSOE subraya el estado de ejecución de la prisión

Comentarios 1

Ver un auténtico enjambre de grúas de obra trabajando resulta ya casi imposible en la geografía malagueña, aunque hasta no hace muchos años era la imagen más habitual de casi cualquier punto de la provincia. Visualizar esta estampa vuelve a ser posible al pasar por la A-92M a la altura de Archidona, en un paraje conocido como la Saucedilla. Allí es donde el Gobierno central está levantando la que será segunda cárcel de Málaga y donde la acumulación de maquinaria muestra que los trabajos se encuentran a pleno rendimiento. Albañiles, encofradores, gruistas, camiones hormigonera y un sinfín de operaciones conforman un perfecto enjambre en mitad de la nada. La ubicación de la parcela elegida por el Ministerio del Interior para construir las instalaciones se encuentra en mitad de un descampado donde apenas hay unas cuantas casas rurales cerca. La nueva penitenciaría ocupará del orden de 340.000 metros cuadrados de terreno.

Precisamente, la importante creación de empleo que lleva aparejado este proyecto, especialmente en uno de los sectores más afectados por la crisis, ha generado un nuevo enfrentamiento. El alcalde de Archidona, Manuel Sánchez, insiste en que las promesas que se hicieron para que la localidad no se opusiera al centro penitenciario no se están cumpliendo, entre las que mencionó que buena parte de los obreros que se contratasen fuesen de la localidad y la comarca.

Sin embargo, el regidor señala que las contrataciones de achidonenses van a "trompicones", motivo por el que acusa a las empresas adjudicatarias de no haber atendido la petición que en su momento realizó a la Sociedad Estatal de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios (SEIP). "Han desoído y no han tenido la más mínima sensibilidad de contratar a personas del municipio", denuncia. Según los datos que maneja el Consistorio, sólo únicamente 15 ó 20 hombres de la zona trabajan en las obras de la prisión, de un total de 240 contratados.

A pesar de ello, la empresa adjudicataria habría prometido al regidor contar con un mayor número de nativos del municipio una vez que finalice la fase de levantamiento de la infraestructura, que se está acometiendo y que se encuentra casi finalizada.

Pero ésta no es la única queja que el alcalde ha expuesto. A ello suma que lleva tres meses esperando a que el secretario de Estado de Interior le conceda una cita para abordar la construcción de un nuevo cuartel de la Guardia Civil. "Siempre me dicen que está ocupado", explicó, y es que desde el Ayuntamiento de Archidona se considera necesario construir unas nuevas instalaciones para acoger a los nuevos efectivos que se asignarán a la cárcel, que se prevé que esté próximo al centenar.

Mientras, el diputado socialista en el Congreso, Daniel Pérez, calificó ayer como "excelente" el ritmo de construcción de la cárcel, que acogerá a 500 funcionarios y 100 trabajadores con contrato laboral. En cuanto a su capacidad, dispondrá de 1.008 celdas y podrá albergar a 2.000 presos, lo que supondrá que la cárcel de Alhaurín de la Torre pueda aliviar el nivel de saturación que sufre en estos momentos.

Hasta el momento, el Gobierno central lleva invertidos 11 millones de euros en estas obras, que tienen un presupuesto total de 89 millones, y que han generado hasta el momento unos 350 puestos de trabajo. Según el diputado socialista, la obra se encuentra al 75% de la fase de cimentación. La fase de estructura estaría ya realizada en un 25%.

Precisamente, Pérez, se refirió también a la contratación de trabajadores de la zona. "Es importante destacar que más del 10% de los empleos públicos creados benefician directamente a trabajadores de la zona", dijo. Además, dijo tener constancia de que hay también muchas empresas locales trabajando en las obras de construcción, una postura que difiere de la queja del alcalde archidonés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios