Entusiasmo con el Thyssen y claro apoyo a los carriles bici

  • El nuevo museo recibe una aprobación masiva, del 90,8%, entre los malagueños, que también respaldan de forma contundente la construcción de una red de carriles bici y desconocen la iniciativa 'Málaga Valley'

Comentarios 7

Entusiasmo sin ambages con el Museo Thyssen; claro apoyo, especialmente rotundo entre los jóvenes y los menores de 45 años, a la construcción de la red de carriles bici, y desconocimiento mayoritario de la iniciativa tecnológica del Málaga Valley. Los tres grandes proyectos acometidos por el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre (PP), durante el presente mandato, reciben un importante respaldo de los ciudadanos. Es la principal conclusión que se desprende de la encuesta realizada por la empresa Commentia para este diario, en la que se ha preguntado a los malagueños su opinión sobre estas tres iniciativas.

A tenor de los datos, no cabe duda de que la pinacoteca del Palacio de Villalón, en el que el Ayuntamiento ha invertido 30 millones de euros para acoger la colección de pintura costumbrista española del siglo XIX de la baronesa Carmen Cervera, es la actuación estrella del mandato. El 90,8% de los consultados ve de forma positiva el proyecto cultural, y apenas el 6% lo percibe de forma negativa. El apoyo es entusiasta entre los votantes del PP, que lo valoran de forma "muy positiva" en un 59% de los casos, y en el tramo de edad comprendido entre los 30 y los 44 años, con un 51,5%. También los votantes del PSOE, aunque un poco menos, lo aprueban con nota: el 45,1% lo ven "muy positivo" y el 47,9% "bastante positivo". El 93% lo valora, frente al 96,5% de los simpatizantes del PP. Ese aprecio baja ligeramente entre el electorado de Izquierda Unida. El 80% ve positivo el nuevo Museo, frente a un 13,3% que desaprueba la iniciativa.

El Museo Carmen Thyssen Bornemisza de Málaga, que abrió sus puertas el 25 de marzo, ha registrado 18.000 visitas en sus dos primeras semanas, cifras acordes con su objetivo de rozar el cuarto de millón de visitantes al año. Sin embargo, el trabajo de campo de la encuesta se realizó la primera semana de abril, unos días después de la apertura y unos días antes de que estallara el escándalo por la dimisión de su directora y del conservador Tomás Llorens por desavenencias con la baronesa Thyssen y el Ayuntamiento, un conflicto que se convirtió en noticia nacional y ha dañado la imagen de la pinacoteca.

Sin ser tan contundente, el apoyo a la construcción de una red de carriles bici es generalizado. El 62,5% de los encuestados ve la infraestructura, todavía en construcción, como algo positivo, a pesar del rechazo que ha provocado entre algunos comerciantes y vecinos por la pérdida de aparcamientos y de que aún no se perciben sus efectos al estar la red incompleta.

Este respaldo es masivo entre los jóvenes de entre 18 y 29 años (un 78,9%), mientras que la mayor oposición, aunque tibia, la recibe del tramo de edad de 60 o más años, en el que el 38,2% lo percibe de manera negativa. Hay varios datos llamativos en la encuesta. Pese a que se ha convertido en uno de los proyectos principales de la campaña de la candidata del PSOE, María Gámez, el votante del PSOE es el que menos lo apoya, con un 62% a favor frente al 64,6% de los votantes del PP y el 66,7% de los de IU. Y la infraestructura también es más respaldada por las mujeres (63,2% a favor) que por los hombres (61,7%).

Aunque el Plan Director del Carril Bici contempla unos 40 kilómetros en la ciudad, de momento están terminados o en ejecución la mitad, con cuatro itinerarios que unen el centro con la Universidad y el Norte, otro recorrido por la zona Norte hasta la Avenida de Andalucía y otro de conexión de los carriles existentes. La inversión municipal ronda los 3 millones de euros, aunque de momento no hay fecha para el carril litoral, el más demandado por los ciclistas, que uniría los dos paseos marítimos y que el Consistorio pretender levantar en la playa con permiso de Costas.

El proyecto Málaga Valley nació como iniciativa mixta entre el Ayuntamiento y empresarios de importantes multinacionales del sector de la sociedad de la información con el objetivo de convertir Málaga en punto de encuentro de líderes empresariales y captar inversiones tecnológicas, de forma que la ciudad se convierta en el "Silicon Valley europeo". El Club Málaga Valley e-27 se presenta como el "think-tank tecnológico más relevante de Europa" y se reúne cada varios meses en la ciudad. Coincidiendo con este evento, liderado por el abogado malagueño Javier Cremades, se han anunciado inversiones privadas y la instalación en Málaga de empresas multinacionales como Oracle o la china Huawei.

Sin embargo, y pese a que cada reunión se publicita con una fotografía de los directivos y presidentes de las empresas en la escalinata del Ayuntamiento, la iniciativa Málaga Valley sigue siendo una gran desconocida para los malagueños. El 53,5% de los consultados no supieron o quisieron contestar, aunque los que sí conocían el proyecto lo valoran, con un 12,8% que lo ve de forma "muy positiva" y un 28,1% que lo valora como "bastante positivo". El electorado popular es el que el más respaldo ofrece (47,9%) pero también el que más lo desconoce (47,2%). En cambio, los votantes de IU parecen conocerlo (sólo 26,7% de respuestas de no sabe/no contesta), pero también lo perciben más negativamente (26,7%). Ese rechazo es sólo del 11,3% entre el electorado socialista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios