Estallido de color en la primavera más calurosa

  • Las temperaturas superaron los 30 grados por la masa de aire cálido procedente del norte de África

Una vez llegado el equinoccio de primavera, y con las temperaturas superando los 30 grados algunos días en la Serranía de Ronda, las flores silvestres y los árboles dejan una estampa natural digna la mejor pintura de un afamado autor. Pasear en estos días por cualquiera de los caminos rurales se puede convertir en todo un espectáculo visual de color y olores. En el lugar más insospechado puede sorprender de repente la luz que deja algún arbusto en flor o una pradera multicolor donde se mezclan infinidad de pequeñas florecillas, cada una con su particular color y forma. Son las margaritas unas de las reinas del campo en estos momentos en sus diferentes formas, aunque también se le comienzan a sumar en algunos lugares las conocidas amapolas con su tradicional rojo intenso. Pero la primavera no deja su típica estampa en el campo, también dentro de los cascos urbanos y sin quererlo, se ha convertido en un atractivo más para los numerosos turistas que disfrutan en estos días del sol. Ellos no dudan en dirigir el objetivo de las cámaras hacia los árboles que muestran ya todo su colorido, como si de un monumento más se tratara. En casi cualquier parte de la Serranía se puede encontrar ya la presencia de la primavera, con formas y colores muy diferentes, siendo fácil encontrar alguno de estos rincones a poco de salirse de la carretera y adentrarse unos metros en el campo, incluso, desde el propio coche se puede apreciar el despertar de esta estación del año a simple vista. Con temperaturas como las de ayer -en la capital se superaron los 30 grados-, este paisaje colorido promete quedarse por un tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios