Estepona: todo a 4.000 euros

  • Trabajadores municipales tratan de conseguir en el Ayuntamiento un sueldo vitalicio

Un sueldo vitalicio de, al menos, 4.000 euros. Eso es lo que han conseguido o pretenden conseguir algunos trabajadores municipales en el Ayuntamiento de Estepona vinculados a diferentes partidos políticos. A principios de año saltó el caso del ya ex secretario general del PSOE de San Pedro Rafael García y de Mariano Crespo. Ambos fueron despedidos al llegar David Valadez a la Alcaldía al entender que se trataba de cargos de confianza del anterior gobierno, pero por sentencia judicial tuvieron que ser readmitidos con sueldos que superan los 5.000 euros brutos al mes al entenderse que sus contratos fueron realizados en fraude de ley por la anterior corporación.

Además de volver con sus puestos anteriores, con responsabilidad en la radio televisión municipal, el Consistorio ha tenido que indemnizarles. Precisamente estos días, desde la plataforma de vecinos señalaron que en estos dos casos "el Ayuntamiento debía de haber llegado por la vía jurídica hasta el final, y si no lo ha hecho, deberá de dar explicaciones porque a estas personas se les está pagando con dinero público", según explicó el portavoz del citado colectivo Miguel Quirós, quién además señaló que "son muchos los cargos de confianza que se están reincorporando recuperando una plaza fija y recibiendo una indemnización después de estar dos años en la calle sin hacer nada".

Al margen de estos casos, esta semana después de que el PP denunciara la política de Personal de Valadez e insistiera en la "casualidad" de que el Ayuntamiento haya perdido el procedimiento abierto contra Rafael García, el PSOE denunciaba que el ex concejal del PP y ex secretario general del partido en Estepona, Ricardo Galeote, había solicitado volver a su puesto de gerente en una empresa municipal con un sueldo bruto de más de 4.000 euros. El ex edil popular, que dimitió tras resultar imputado en el caso Gürtel precisamente por los pagos recibidos de la trama y los gastos facturados desde la empresa a la que intenta volver, trata ahora de recuperar su puesto de trabajo. En 2003, según él mismo explicó, solicitó una excedencia que, según dijo, ya ha expirado, pero insistió en que tiene de plazo hasta el 27 de abril para ser readmitido en su antiguo puesto. Habrá que esperar hasta entonces para ver si Galeote se reincorpora a la nómina municipal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios