Estudiantes de la UMA diseñan una campaña para prevenir el abuso sexual a menores

  • El Ayuntamiento convierte en institucional una iniciativa desarrollada en la Facultad de Ciencias de la Comunicación

Presentación de la campaña contra el abuso sexual a menores en el Ayuntamiento. Presentación de la campaña contra el abuso sexual a menores en el Ayuntamiento.

Presentación de la campaña contra el abuso sexual a menores en el Ayuntamiento.

El pasado mes de diciembre la Policía Nacional detuvo a un histórico entrenador del fútbol base malagueño, acusado de presuntos abusos sexuales a 28 menores a los que había dirigido desde los banquillos. El caso se destapó a raíz de la denuncia de los padres de uno de los niños, por los mensajes de móvil que le enviaba el preparador.

El hecho de que los presuntos abusos se descubrieran con cierta posterioridad a que se produjeran llamó la atención a un grupo de estudiantes de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la UMA, y se pusieron manos a la obra para tratar de poner el foco en un asunto esencial: la comunicación entre padres e hijos. Y para ello elaboraron en un proyecto de clase un vídeo que –además de servirles para conseguir el aprobado– busca sensibilizar a muchos progenitores que no se toman en serio este problema.

"Vivimos en una sociedad insensibilizada frente a este problema, que mira para otro lado, y queremos sensibilizar", dijo Eva Medina, monitora de Redime, una asociación estatal de apoyo a víctimas de abusos sexuales infantiles. Medina reveló que 1 de cada 4 niñas y 1 de cada 7 niños sufre abusos sexuales antes de cumplir la mayoría de edad, por lo que actuar frente a este problema se antoja como una cuestión "inmediata".

La asociación Redime y la cooperativa andaluza de asesoramiento jurídico Defiende-t también ponen su nombre junto a los de los estudiantes en la elaboración del anuncio. Ambas asociaciones recuerdan que es importante dar a los niños "herramientas para hablar" sobre este problema ya que, según la monitora de Redime, el 80% de los abusos sexuales se cometen en el entorno familiar, mientras que el 20% restante se produce en el entorno cercano al menor.

Educación sexual por parte de los colegios y conversaciones de padres a hijos sobre sexualidad pueden ser dos maneras de actuar que ayuden a prevenir o atajar los abusos. Cambios de comportamiento repentinos, pesadillas, insomnio o malas notas son, según Medina, "motivos más que suficientes" para cualquier padre para tener una conversación con sus hijos en la que se aborde el problema.

En Andalucía, 1.169 menores fueron atendidos durante el año 2015 en el Programa de Evaluación, Diagnóstico y Tratamiento de Menores Víctimas de Violencia Sexual. Y es la situación de "invisibilidad" la que llevó a Elsa Sánchez, y a sus compañeros de clase a moverse y dar voz a este problema tan asentado en la sociedad: "Teníamos que hacer algo, y esperamos que esto vaya a más, no puede ser de otra manera".

La campaña de concienciación, dirigida especialmente a padres y madres, se compone de un anuncio que se difundirá en los medios de comunicación y se enviará a los centros educativos y a las asociaciones. También incluye jornadas informativas que se celebrarán en el último trimestre de 2017.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios