Expertos alertan de que la economía local puede "estrellarse" a medio plazo

  • Economistas apuntan que Málaga depende demasiado de la construcción y el turismo y que no apuesta por el empleo estable, la sostenibilidad y la sociedad del conocimiento

El crecimiento económico de Málaga ha sido espectacular en los últimos años. Pero corre el riesgo de "estrellarse", pues el modelo en el que se sustenta -con fuertes crecimientos del turismo y la construcción- no es el más apropiado para que la economía de la provincia sea estable y segura en el medio plazo. Ésta es una de las conclusiones del libro La economía de la provincia de Málaga que ha sido editado por la Fundación Cajamar y que ayer fue presentado en la sede de la entidad financiera en la capital.

En el libro han escrito artículos una decena de profesionales destacados de la provincia y está coordinado por los profesores de la Universidad de Málaga Joaquín Aurioles y Antonio Parejo. El primero fue el encargado de hacer balance de las más de 700 páginas del estudio y lanzó mensajes muy claros. Aurioles parte de la base de que "el comportamiento de la economía malagueña ha sido espectacular en la última década. Hemos crecido más que nadie en España y hemos estado por encima de la media europea. Podemos decir que la economía local ha sido como el AVE". No obstante, ese auge no debe ocultar las importantes deficiencias que posee la economía provincial y que pueden explotar de forma preocupante en cualquier momento.

Posiblemente la más importante, en opinión de Aurioles, es la falta de competitividad de las empresas locales y el modelo de desarrollo que se ha seguido. "Nos hemos cerrado a la competencia. En la Unión Europea se recomienda que el futuro económico de los países de la comunidad se debe regir por el empleo estable, el impulso de la sociedad del conocimiento y la sostenibilidad medio ambiental, y creo que la economía malagueña no ha ido por ahí. No somos un modelo a seguir en ninguna de estas tres facetas", señaló el economista. Aurioles considera que Málaga "ha ido lanzada, pero no en la dirección de otros sitios ni en la que la UE nos aconseja. A medio plazo nos podemos encontrar con una curva y nos podemos salir y estrellarnos".

El problema de fondo viene a ser el mismo que los expertos reclaman desde hace años: la excesiva dependencia del turismo y la construcción. Estos dos sectores han sido los artífices del crecimiento de Málaga, pero hay que tener en cuenta que son finitos. Ni la provincia puede absorber un número indeterminado de turistas ni se puede construir en todos sitios. Aurioles aseguró que en Málaga "hemos tenido suerte en los últimos años porque esos dos sectores han sido los que más han crecido en España y, pese a que ha habido crisis económicas en otros países, aquí hemos superado el temporal sin apenas mojarnos".

Los expertos abogan por un fortalecimiento de la industria, que en estos momentos tiene el menor peso en la estructura económica de la provincia de los últimos 50 años. Aurioles afirma que la industria es clave ya que "es la puerta de entrada de la innovación y permite crear redes. Si no tenemos industria nuestro futuro se verá muy debilitado". En este sentido, el economista no cree que la deslocalización sea un proceso irreversible hacia los países emergentes de Asia o África. "Las empresas no sólo deslocalizan por precio, sino que también necesitan una buena infraestructura o capacidad tecnológica", dice Aurioles, quien considera que Europa no se podrá especializar en textil o calzado pero sí en conocimiento.

Por otra parte, los expertos dicen que es fundamental -para todos los sectores económicos- que Málaga recupere su imagen internacional e incluso hacer una campaña específica, pues creen que los casos de corrupción han hecho mucho daño al tejido productivo de la provincia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios