Expertos prevén que el 'stock' de viviendas caiga este año a la mitad

  • Un informe de Mar Real Estate destaca la recuperación del sector inmobiliario en Málaga y señala que ya hay sitios con venta sobre plano

El sector promotor e inmobiliario va, poco a poco, saliendo del bache en la provincia de Málaga y así lo confirman tanto los datos oficiales como las estimaciones de los expertos a corto y medio plazo. Un informe de Mar Real Estate, una red nacional de agencias inmobiliarias que nace del Instituto de Práctica Empresarial (IPE) de Málaga y que está ahora en fase de expansión, subraya que el stock estimado de viviendas en esta provincia caerá a la mitad este año respecto al anterior. De esta forma, considera que Málaga cerrará el año con un excedente de 7.839 viviendas frente a las 15.677 de 2014. Es un número aún alto, pero está a años luz, por ejemplo, de los más de 36.000 inmuebles que estaban a la venta en los años 2009 y 2010.

En estos años, los promotores han frenado en seco la creación de nuevas viviendas y han aumentado las compraventas, por lo que se ha ido reduciendo ese excedente. No obstante, será prácticamente imposible acabar con todo el stock y no por falta de demanda sino, simplemente, porque en los años de bonanza se construyeron inmuebles en zonas inhóspitas que nadie quiere y que ahora están prácticamente abandonados. "El stock está donde está. Hay demanda que no encuentra el producto que quiere, incluso teniendo dinero", explicó ayer José Antonio Pérez, coordinador de Mar Real Estate.

El mercado inmobiliario va por ciclos y se empieza a entrar en una espiral positiva. Según esta red, el número de proyectos visados aumentará un 71,5% en 2015, hasta contabilizar un total de 3.222 proyectos. Es un crecimiento espectacular pero solo porque se tocó fondo el año pasado, ya que a mediados de la década pasada se llegaron a visar 40.000 viviendas al año. También se prevé un incremento del 82% sobre el año anterior en el volumen de proyectos iniciados, sumando casi 2.000. Eso llevaría a que las compraventas crezcan en el conjunto del ejercicio un 8,5%, hasta las 24.312 unidades, y que se concedan más hipotecas. En ese círculo, al haber más demanda, el precio de la vivienda subiría y, según este informe, alcanzará un importe medio de 166.267 euros, un número lejano a los 214.602 euros que se pedían al comienzo de la crisis.

El sector vuelve a respirar y, según Pérez, ya se están vendiendo incluso viviendas sobre plano a clientes solventes en zonas como Estepona. "El sector inmobiliario cayó un 90% tras la crisis y se está rehaciendo. Ningún otro sector sería capaz de hacer eso", comentó el coordinador de Mar Real Estate para demostrar la fortaleza del segmento.

En el caso concreto de Málaga capital, el informe indica que está drenando los últimos restos de stock, que crecen las ventas de segunda mano y que se está iniciando algún proyecto concreto en la zona de la universidad. También se están rehabilitando edificios en el centro histórico para viviendas, locales u hoteles. "Hay un perfil de cliente con ahorro que quiere volver al centro de Málaga, por lo que hay negocio", dijo Pérez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios