Expertos creen que la riqueza generada no revierte en Málaga

  • Investigadores y profesionales advierten que el capital acumulado durante una década de crecimiento económico no ha alimentado la estructura económica local

Comentarios 0

El ciclo económico expansivo comenzó en 1996. Durante 11 años la economía malagueña ha crecido a un ritmo trepidante. Sin embargo, ¿dónde está la acumulación de capital obtenido durante estos años? Ésta ha sido una de las cuestiones más inquietantes que ayer se puso sobre la mesa en la constitución del primer panel de expertos independientes que de forma periódica analizará la coyuntura económica local.

La primera semilla de este foro se sembró hace tres años, cuando la entidad financiera Cajamar encargó a los profesores de Historia y Economía de la Universidad de Málaga, Joaquín Aurioles y Antonio Parejo, un estudio económico de Málaga. El análisis, editado por la fundación Cajamar, se elaboró cuando la economía malagueña se encontraba en su máximo esplendor. Aún así, los 12 expertos que elaboraron el informe ya avisaban de los riesgos que implicaba circular a semejante velocidad sobre dos ruedas: la construcción y el turismo.

Ahora, cuando las sombras de las vacas flacas parecen asomar, este elenco de investigadores, que ya ha crecido en número y entre los que figuran economistas, historiadores, geógrafos, arquitectos y sociólogos, ha decidido mantener un foro permanente de análisis para tratar de esclarecer, sin ataduras ni dependencias, por dónde debe ir el futuro.

En este sentido, en la reunión celebrada ayer se planteó cómo la principal actividad de Málaga durante el ciclo álgido se ha centrado sobre dos sectores cerrados y en general poco expuestos a la competencia, aún cuando se han realizado "adaptaciones inteligentes" a los cambios que ha planteado la demanda.

El segundo elemento expuesto han sido las consecuencias que ha tenido este crecimiento. Ha habido acumulación de riqueza, pero ¿dónde está? ¿por qué durante más de diez años de crecimiento turístico ni en la Costa del Sol ni en Andalucía han emergido grandes grupos, fuertemente capitalizados? En resumen, por qué después de tanto tiempo todavía aquí no hay compañías de capital local del volumen de NH, Barceló, Marsans o AC. Es más, esa riqueza tampoco ha revertido en el fortalecimiento de otros sectores como el industrial.

La construcción sólo ha logrado acumular durante este periodo algunas excepciones, con compañías más diversificadas, es decir, que han creado redes y vínculos en otras actividades industriales, y con mayor músculo, pero que en todo momento son solo casos excepcionales.

Otro de los elementos para la reflexión apuntado por el panel que ya cuenta con 14 expertos es la pérdida de capital humano que se ha producido desde 1991 hasta la fecha. Aún cuando en cifras absolutas la sociedad malagueña cada vez tiene más universitarios y profesionales cualificados , la posición relativa que ocupa la provincia ha retrocedido. Este hecho implica que, comparativamente, Málaga ha perdido competitividad y productividad durante el periodo en el que más ha crecido su actividad económica.

Este año, por ejemplo, el capital humano indio crecerá tanto como el del conjunto de la Unión Europea, mientras que en el mundo cada vez se produce con salarios más bajos a causa de la irrupción de China e India en el panorama industrial. ¿Cómo se afronta este escenario: adaptándonos a esos salarios o cerrándonos a la competencia?

En este primer encuentro, los expertos han coincidido en señalar las sombras. Confían que el análisis les permita vislumbrar potenciales soluciones en el futuro. Sin embargo, hay en un elemento en el que han coincidido plenamente: ya no se va a volver al pasado.

Por un lado los empresarios piensan que estamos en una situación coyuntural de la que los más fuertes podrán salir indemnes si pueden aguantar a pulmón el temporal. Por otro, las administraciones únicamente plantean remedios paliativos dirigidos a recuperar el escenario económico anterior.

Los analistas entienden que es esencial acometer el cambio del modelo económico. ¿Cómo? Por el momento esta pregunta todavía no tiene respuesta. Pero está claro que la estrategia turística no puede centrarse en pensar cuánto se va a crecer, ni en cuántos pisos más se pueden construir cada año. Es hora de tirar de la imaginación.

más noticias de MÁLAGA Ir a la sección Málaga »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios