Expiración restaura el sueño del padre Granda

  • La presentación del trono da inicio a los actos del 75 aniversario del Cristo Las piezas han sido sometidas a un proceso de restauración

El trono del Santísimo Cristo de la Expiración vuelve a lucir en todo su esplendor tras la restauración acometida por la Archicofradía perchelera. En la noche del viernes se hizo efectiva su presentación junto al programa de actos del 75 aniversario de la llegada a Málaga del crucificado, obra de Mariano Benlliure, que protagonizará una salida extraordinaria el 9 de mayo por el entorno de la parroquia de San Pedro en las citadas andas procesionales.

El punto de partida para dichos actos fue la presentación del trono, realizado por los talleres del padre Granda en 1942, que desde el pasado año estaba siendo sometido a un proceso de restauración integral en los talleres de Manuel Toledano, que ha tratado la talla en madera, y de Manuel Valera, que ha realizado los trabajos de orfebrería. La restauración del conjunto procesional pone en valor el trono tal y como fue concebido, eliminando los añadidos que se hicieron a finales de la década de los cincuenta, con los que se dotó de luz artificial a todo el cajillo, seccionando las pilastras de las esquinas y ocultando parte de las cenefas geométricas bajo un moldurón y los varales.

Las piezas de madera de cedro han sido lijadas y barnizadas en todo su conjunto, incluidos los hachones que escoltan al trono, y las piezas de orfebrería han sido restituidas en su posición original, creando una profundidad en los laterales del trono con los juegos de luces y sombras que ahora se aprecian en las figuras doradas. Igualmente, la cofradía ha encargado una nueva mesa en los talleres de Antonio Cabra que resta, por sí sola, más de cien kilos de peso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios