La FEMP concede a título póstumo la Llave del Municipalismo a Pedro Aparicio, su primer presidente

  • Ensalzan la labor del que fuera también alcalde de Málaga que fue "vital para llevar a cabo uno de los trabajos más importantes de la democracia: defender los intereses de los municipios y provincias".

La Federación Española de Municipios y Provincias (Femp) ha concedido este jueves a título póstumo la Llave del Municipalismo, en su modalidad de Oro, a Pedro Aparicio Sánchez, quien fuera alcalde de Málaga y primer presidente de la Federación.

El actual presidente de la FEMP, Iñigo de la Serna, ha entregado la máxima distinción de la institución a la viuda de Aparicio y a su hijo en un acto en el que ha calificado al exalcalde como "un hombre de bien".

De la Serna ha ensalzado la labor de Aparicio y ha explicado que, junto con la del resto de alcaldes que constituyeron la FEMP, "fue vital para llevar a cabo uno de los trabajos más importantes de la democracia: definir y defender los intereses de los municipios y provincias de España".

El alcalde de Santander ha querido reproducir, además, unas palabras del homenajeado que, a su juicio, siguen hoy vigentes: "La asociación de los municipios fue un servicio al Estado y una garantía de solidez del sector local, además de una expresión saludable de solidaridad entre nuestras ciudades".

Por su parte, la viuda de Pedro Aparicio, María Ruiz de Castañeda, ha agradecido la distinción a su marido y ha señalado que "Aparicio estaría orgulloso y muy contento de ver reunidos a tantos alcaldes de gran profesionalidad".

El presidente de la FEMP ha concluido el acto señalando que Pedro Aparicio "fue un hombre con un gran sentido de Estado" cuya labor fue esencial para que la organización se haya convertido en lo que De la Serna ha calificado como "una de las asociaciones más importantes de la vida pública española".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios