Fallece el guía de un grupo de barranquismo en el desfiladero de Los Gaitanes

  • La víctima era vecino de Álora y se encontraba acompañando a unas 20 personas para realizar el descenso del cauce fluvial

Comentarios 7

El paraje natural de El Chorro, situado en el municipio de Álora, se ha cobrado una nueva víctima mortal. Un hombre de 54 años de edad falleció el pasado jueves mientras practicaba barranquismo en el desfiladero de Los Gaitanes al precipitarse de una altura de unos diez o doce metros.

Según explicó el jefe del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña (Ereim) de la Guardia Civil, Salvador Morales, la víctima era vecino de Álora y era el guía de un grupo formado por unas 20 personas que estaban realizando el descenso del cauce fluvial que discurre entre las paredes del desfiladero.

Justo antes de intentar superar el último de los saltos del agua del recorrido y mientras preparaba el descenso del grupo, el hombre "desapareció" arrastrado por la fuerza del agua, según explicaron los acompañantes del guía a los agentes de la Guardia Civil, que indicaron que habían contratado sus servicios para llevar a cabo esta actividad.

El responsable del Equipo de Montaña explicó que se desconoce si el hombre cayó debido a que perdió el equilibrio o arrastrado por la fuerza del caudal del río, que en estos días había aumentado debido a las fuertes lluvias caídas en Antequera y que se derivan en esta zona de pantanos.

El sistema Emergencias 112 Andalucía recibió la llamada de un grupo de senderistas sobre las 17:45 del jueves avisando de que este hombre de 54 años había caído al agua desde el desfiladero de Los Gaitanes. En ese momento se activó el correspondiente dispositivo de búsqueda, formado por miembros de Protección Civil, de la Guardia Civil y del Consorcio Provincial de Bomberos (CPB) de Málaga.

La víctima quedó atrapada entre dos rocas justo donde cae la cascada de agua, por lo que las labores de rescate fueron muy complicadas. Morales informó de que únicamente se veía la mochila del guía, por lo que su muerte pudo deberse a un golpe contra las piedras o a ahogamiento, ya que el cuerpo estaba totalmente sumergido. El dispositivo de búsqueda tardó unos veinte minutos en sacar al hombre del agua. Desde el Consorcio Provincial de Bomberos explicaron que tras la localización del cadáver se habilitó un acceso a través de las vías del tren y el cauce fluvial hasta la zona de difícil acceso en la que se encontraba el guía.

El fallecido, según explicaron a los agentes vecinos de Álora, llevaba toda su vida dedicándose a esta actividad y era habitual verlo con excursionistas en este paraje de la provincia, aunque fuentes de la Guardia Civil aseguraron desconocer si pertenecía a alguna empresa de organización de actividades al aire libre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios