Fallece un motorista en la A7 tras chocar con una furgoneta averiada

  • La circulación fue bastante dificultosa ayer con un accidente múltiple en los túneles de Casabermeja ó 12 kilómetros de retención en la zona de Guadalmar

Comentarios 1

El primer lunes de agosto motivó ayer importantes problemas de tráfico, principalmente, en la salida de la capital. La nota trágica la puso un motorista, que falleció al colisionar con una furgoneta que se encontraba averiada en uno de los carriles de la A-7, a la altura de La Virreina, en Málaga capital, según indicaron fuentes del Centro de Gestión del Tráfico. El suceso se produjo sobre las 15:30 en el kilómetro 241,5 de la A-7, en sentido Cádiz, cuando el hombre que conducía la moto chocó por detrás con la furgoneta, que estaba averiada en el carril central. El sistema Emergencias 112 Andalucía informó de que, tras el accidente, dio aviso a la Guardia Civil y al Servicio de Emergencias Sanitarias 061, cuyos efectivos no pudieron hacer nada por salvar la vida del motorista, de 52 años.

La mañana estuvo bastante atareada. Una colisión múltiple que se produjo en la A-45 a la altura de Casabermeja y en la que se vieron implicados cuatro vehículos provocó problemas de tráfico, con retenciones que llegaron a los ocho kilómetros, según informó un portavoz del Centro de Gestión del Tráfico. El alcance tuvo lugar sobre las 11:30 en el kilómetro 127 de la citada autovía, en los túneles de Casabermeja, en sentido Málaga, y las retenciones llegaron al kilómetro 119. Tras la retirada de los vehículos, la situación del tráfico quedó normalizada en torno a las 12:30. Según el sistema Emergencias 112 Andalucía, no hubo que lamentar daños personales.

En la A7, en sentido Málaga hubo ayer por la mañana hasta 12 kilómetros de retención entre la zona de Guadalmar y la Virreina y, ayer por la tarde, la retención en la misma zona afectaba a cuatro kilómetros del trazado en el mismo sentido.

Por otra parte, la Dirección General de Tráfico emitió ayer un comunicado de prensa sobre el resultado de la operación especial desplegada para el domingo 1 de agosto en la provincia. El aspecto más positivo fue que entre el viernes 30 de julio y el domingo 1 de agosto no hubo ninguna víctima mortal en lo siete accidentes que se produjeron aunque sí ocho heridos de diversa consideración, de los cuales tres eran graves y cinco leves. El año pasado hubo seis accidentes, uno menos, pero 11 heridos (dos graves y nueve leves).

Desde la DGT precisaron que en las inmediaciones de la capital malagueña se realizaron el pasado fin de semana 639.898 movimientos, lo que supuso un incremento del 0,1% respecto al mismo periodo del año pasado. La mayor parte de movimientos se produjeron en la A7 Occidental (274.939), seguida de la A7 oriental (183.445) y la A45 (181.514).

El informe es prolijo en datos y, por ejemplo, en esta ocasión se ha apreciado un pequeño crecimiento de vehículos en la costa occidental y en Las Pedrizas y un decremento del 3% en la costa oriental. Otro dato curioso es que, del total de 639.898 movimientos, 236.658 eran de largo recorrido, un 3,3% más que en los mismos días del año anterior.

En el capítulo de retenciones, las mayores se produjeron el sábado 31 de julio en la A7 en cuatro kilómetros en sentido Cádiz, del 236 al 240, pues la retención duró cinco horas y 25 minutos, siendo a las 10:45 cuando se produjo el momento de mayor caravana. En el mismo punto, pero el domingo la retención duró tres horas y 38 minutos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios