Firman un pacto "histórico" en Málaga para frenar la crisis

  • La Diputación, empresarios y sindicatos suscribieron ayer un acuerdo con 21 medidas cuyo objetivo es impulsar la creación de empleo y la actividad económica

Comentarios 1

La cita era a las 11:30 en el Salón de los Pasos Perdidos de la Diputación Provincial de Málaga. El nombre del recinto no podía ser más apropiado ya que, si hay algo claro, es que nadie sabe cómo salir de la crisis económica en la que nos encontramos y cuál será su duración. No obstante, hay que dejarse de lamentos y empezar a trabajar para, al menos, paliar la situación y, si es posible, darle un giro de 180 grados. Con esta idea el presidente de la Diputación, Salvador Pendón, y los máximos responsables locales de la patronal y los sindicatos firmaron ayer el Acuerdo de Responsabilidad Social por la Economía, la Innovación y el Empleo en la provincia de Málaga, un convenio que todas las partes calificaron de "histórico" y que engloba una veintena de medidas a adoptar y 70 líneas estratégicas a seguir.

Los firmantes aseguraron que se trata de medidas a corto, medio y largo plazo. Entre las primeras se consideraron fundamentales impulsar la construcción de más de 65.000 viviendas protegidas en la provincia, según lo acordado en el Plan Andaluz de Vivienda y Suelo 2009-2012 y para lo que las entidades financieras andaluzas se han comprometido a invertir 18.000 millones de euros, y vigilar que las inversiones que realicen el Gobierno central en los municipios, a través del Fondo Estatal de Inversiones, y la Junta de Andalucía, mediante el Plan Proteja, realmente se hagan en lo previsto y, por tanto, se genere el empleo anunciado.

A medio y largo plazo se promueve el cambio de modelo productivo, incentivando la industria agroalimentaria o las nuevas tecnologías para no depender tanto de la construcción y el turismo. En el acuerdo también se establece la creación de una Oficina Provincial de Inversiones, a través de la cual la Diputación y los empresarios pondrán en común sus bases de datos sobre suelo disponible y posibles inversores para que no se pierdan proyectos en la provincia.

Salvador Pendón destacó que "en un periodo de crisis como el actual la posibilidad de actuar para repararlo es limitada pero pensamos que podemos intervenir desde lo local". El presidente de la Diputación aseguró tajante que "no podemos desperdiciar ni una sola oportunidad porque con un solo empleo que se cree podemos evitar la tragedia de una familia", a la vez que exigió a los ayuntamientos el compromiso de actuar todos en la misma dirección. De hecho, uno de los problemas, por ejemplo, para construir VPO es que los ayuntamientos no liberan suelo para edificar las viviendas. Otro es que, incluso si hay suelo disponible, las entidades financieras están cortando créditos a las promotoras o a los posibles compradores de esos inmuebles, por lo que de nada sirve levantar miles de viviendas protegidas si luego el usuario de ese inmueble no accede al crédito necesario para comprarla. Los firmantes del acuerdo también pidieron a las entidades financieras una mayor sensibilidad.

Manuel Ferrer, secretario provincial de UGT, explicó que "gritar no crea empleo" por lo que apoyó la realización de este acuerdo y abogó por que "todos nos arremanguemos y nos pongamos de acuerdo". En la misma línea estaba Antonio Herrera, secretario provincial de CCOO, quien dijo que "la situación es compleja, larga, confusa y problemática y se necesita el trabajo de todos". Por su parte, el presidente de la CEM, Vicente García, lamentó que "la intensidad de la crisis es cada vez mayor y estamos viendo una tasa de paro desconocida y un gran endeudamiento de las familias".

Las bases están puestas. Al acto de firma también acudió el subdelegado del Gobierno, Hilario López, y parece que hay disposición de luchar todos en la misma dirección.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios