La Fiscalía abre diligencias por las obras de la carretera de Casasola

  • La denuncia de Ecologistas en Acción alertaba de un vertido de escombros en la presa

La Fiscalía de Medio Ambiente ha abierto diligencias por un presunto delito ecológico durante las obras realizadas en la carretera C-3310 a la altura de la presa de Casasola, en el término municipal de Almogía, con motivo de una denuncia interpuesta hace un año por Ecologistas en Acción.

En un auto emitido por el Juzgado de Instrucción número 2 de Málaga, se comunica que estos hechos "presentan características que hacen presumir la posible existencia de infracción penal". El mismo texto señala que aunque no están determinadas la naturaleza y circunstancias de tales hechos, ni las personas que han intervenido, es procedente "instruir diligencias previas y practicar aquellas esenciales encaminadas a efectuar tal determinación y en su caso, el procedimiento aplicable".

Ecologistas en Acción recordó a través de un comunicado que "las obras realizadas por la Cuenca Mediterránea Andaluza hace un año pretendían cambiar el trazado de la carretera comarcal, ya que se veía afectada por las inundaciones de la presa incomunicando a las barriadas de Barranco del Sol y Los Rubios".

La denuncia interpuesta por el grupo ecologista se sustentaba en que las obras del nuevo trazado produjeron un vertido de toneladas de tierra sobre el cauce del río Campanillas, destruyendo especies y ecosistemas muy valiosos. Asimismo, el colectivo alertó de que "también pueden provocar el colmatado de la presa por los sedimentos arrastrados acortando su vida útil, así como la seguridad del nuevo trazado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios