La Fiscalía cita a una docena de testigos del caso María Esther

  • La niña, de 13 años, fue hallada muerta en Arriate al día siguiente de su desaparición

Alrededor de una docena de personas han sido citadas en mayo a declarar como testigos ante la Fiscalía de Menores en el caso de la muerte de María Esther Jiménez, de 13 años, en la localidad malagueña de Arriate, cuyo cuerpo fue hallado con evidentes signos de violencia el 20 de enero, un día después de desaparecer.

Inicialmente se ha previsto que las declaraciones tengan lugar los días 6 y 10 de mayo. Estas comparecencias serán ante el fiscal encargado de instruir el expediente iniciado tras la detención de un menor en relación con la muerte de la niña.

María Esther desapareció el 19 de enero y para su búsqueda se puso en marcha un dispositivo especial por los cortijos y alrededores de la localidad para encontrarla. Finalmente, su cuerpo fue encontrado un día después en el interior de una caseta de la depuradora una piscina en las afueras de Arriate.

La autopsia realizada a la menor confirmó que se trataba de una muerte violenta, además de que presentaba un traumatismo craneoencefálico. La Guardia Civil peinó la zona en busca de pruebas e interrogó a un gran número de personas para intentar esclarecer los hechos, algunas de las cuales comparecerán ahora ante el fiscal.

Un joven, de 17 años residente en el municipio, fue detenido en relación con este crimen. El Juzgado de Menores número 1 acordó su internamiento preventivo en régimen cerrado, después de que la Fiscalía y la acusación particular, en representación de la familia de la víctima, lo solicitaran.

La Ley del Menor establece que el tiempo máximo de la medida cautelar de internamiento es de seis meses, prorrogable por otros tres meses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios