La Fiscalía investiga la muerte de una paciente que fue dada de alta tres días antes de fallecer

  • La mujer, según su hija, acudió varias veces al Carlos Haya sin "que se variase su diagnóstico"

La Fiscalía Provincial de Málaga ha abierto diligencias de investigación por la muerte de una paciente de 84 años que fue dada de alta en urgencias con el diagnóstico de dolor abdominal tres días antes de fallecer. Según la hija de la mujer, su madre empezó a sufrir dolores estomacales acompañados de náuseas esporádicas a finales de noviembre del año pasado y, tras varias visitas a su médico de cabecera, fue desviada al especialista digestivo, con una cita para el 17 de febrero. Al persistir el malestar de la anciana, su hija la acompañó a finales de diciembre al servicio de urgencias del Hospital Civil, donde la suministraron suero con medicación y la remitieron a su cita de mediados de febrero, al no disponer este hospital de la especialidad en digestivo.

A partir de entonces, acudió varias veces al Hospital Carlos Haya, sin que variase el diagnóstico, y donde finalmente la citaron el 29 de enero para practicarle una endoscopia. El 23 de enero la anciana murió en la casa de su hija y el médico del 061, que acudió al domicilio tras la llamada de la hija, diagnosticó como causa de la muerte una parada cardiorrespiratoria.

La hija de la fallecida pidió al personal de los servicios funerarios que le fuera practicada la autopsia al no estar de acuerdo con el diagnóstico del médico que acudió con el equipo de emergencias, y éstos la remitieron al juzgado, donde la indicaron que no era posible hacer la prueba al haber diagnosticado el médico muerte natural, y, por tanto, debía poner una denuncia en comisaría. En la comisaría le dijeron que su competencia, que buscara el asesoramiento de un abogado y que volviera al juzgado, donde le indicaron nuevamente que acudiese a un letrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios