Fitur insufla optimismo en la Costa del Sol de cara a 2012 El turismo residencial, incapaz de frenar su caída en picado y sin previsión de mejoría a corto plazo

  • El Patronato destaca la profesionalización del certamen turístico y hace una valoración "sobresaliente" de su desarrollo · Se estima un mantenimiento de la tendencia al alza registrada en la provincia en 2011 En 2011, de 9.000 viviendas vendidas solamente 600 fueron adquiridas por extranjeros

La Feria Internacional de Turismo (Fitur) ha insuflado optimismo a la Costa del Sol de cara al presente año. Los empresarios afrontan 2012 con confianza, sensación que comparte el Patronato de Turismo, que hace una valoración "sobresaliente" del desarrollo del certamen, que hoy abre sus puertas al público general tras tres jornadas para los profesionales. El director gerente del organismo, Arturo Bernal, destaca el enfoque profesional que ha tomado la presencia de la Costa en Fitur, en donde los responsables del Patronato han mantenido más de un centenar de reuniones profesionales con agentes de viajes, directores de las oficinas españolas de turismo de diferentes puntos del mundo, tour operadores, líneas aéreas y transportistas.

Según Bernal, el sector está tomando conciencia de que el modelo turístico "está cambiando" y plantea "nuevos retos". "No es que estemos en crisis, es que no volveremos a una situación como la anterior, porque ni el gasto ni las motivaciones del turista son las mismas que en 2007", explica.

Un ejemplo de esta evolución está en la nueva política de promoción del Patronato, que en Fitur agrupó la oferta por segmentos y no por municipios, lo que, a juicio de Bernal, "dispersa y distrae a los potenciales clientes". Otro aspecto encaminado al nuevo modelo es la potenciación de los contactos comerciales en el stand costasoleño. "Creemos que Fitur debe tener un enfoque más profesional", apostilla.

En cuanto a previsiones turísticas para el año que está empezando, el Patronato considera que 2012 no destacará demasiado en relación a 2011, pero sí estima que la tendencia al alza de viajeros registrada el año pasado "tendrá continuidad". La Costa creció un 3,5%, con 9,1 millones de viajeros. Bernal apunta que un importante número de españoles que ya no pueden permitirse viajes de media o larga distancia apostarán por visitar la Costa este año. "Somos optimistas", precisa.

No obstante, el organismo de promoción se fija como prioridad que el sector de la provincia genere mayor gasto turístico y potenciar más segmentos para que la Costa del Sol atraiga turistas durante los 365 del año. "Tenemos playa, cultura, golf, cruceros o naturaleza. Cada oferta tiene su hueco a lo largo del año", indica.

Asimismo, el Patronato mantiene su apuesta por mercados emergentes como Rusia, China o los países de Oriente Medio, actuales potencias económicas. Bernal subraya, sin embargo, que hay que mejorar la concesión de visados y la interconectividad aérea para ganar viajeros de estos emisores. "El año pasado se mejoraron un poco los visados y los turistas rusos aumentaron 64%. Tenemos que trabajar en esa línea", añade.

Empresarios y promotores lamentan que 2011 ha sido un mal año para el turismo residencial en la Costa del Sol. Pero lo que más les intranquiliza es que no prevén una mejoría a corto plazo. Creen que 2012 será similar.

"Incluso es posible que vendamos menos. Hay menos dinero en el mercado y la banca sigue sin prestarlo. Será época de recortes. Estamos en una incógnita de confianza", asegura en Fitur el presidente de la Asociación Provincial de Constructores y Promotores, José Prado.

Según datos aportados por Prado, el año pasado se vendieron en Málaga 9.000 viviendas, "una cifra que nos remonta a los años 68-69", precisa. De ese stock, solamente 600 inmuebles fueron adquiridos por no residentes. "Eso no es nada", señala contundente Prado, que recuerda las cifras de 2006, cuando de 46.000 ventas, 16.800 fueron a turistas. Un descenso que refleja a las claras el momento que vive el sector inmobiliario.

Para aliviar esta situación y mejorar las ventas, el empresario y promotor Ricardo Arranz, propietario del Villa Padierna, apuesta por atraer turistas de mercados emergentes como Rusia, China, Dubai, Abu Dhabi o Catar. "Estos mercados pueden acabar con el stockage que hay y así permitir que se inicien nuevas construcciones", explica.

Arranz aboga por "salir al exterior" y mejorar la concesión de visados. Asimismo, asegura que el turismo de la Costa no debe bajar sus precios ni recortar en calidad. "No se pueden poner trabas a las personas que tienen el dinero por ese mito de que es dinero ilegal", sentencia el empresario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios