Entre Las Flores y París

  • El plan de bilingüismo en centros públicos se empezó a ensayar hace diez años en dos centros de Málaga · Aquellos alumnos acaban ahora sus estudios universitarios

Comentarios 7

Si todo sale de acuerdo con sus planes, Almudena Sánchez, de 21 años, conseguirá a final de este curso su título en Traducción e Interpretación de Francés y se convertirá así en la primera universitaria de su familia. Confiesa que si la casualidad no le hubiera llevado en 1998, cuando tenía 12 años, a caer en el primer curso bilingüe del instituto Cánovas del Castillo posiblemente nunca hubiera ido a la universidad. En 1998 el colegio Lex Flavia Malacitana y el instituto Cánovas del Castillo fueron pioneros en Andalucía al implantar con carácter experimental la formación bilingüe. "Los profesores nos reunieron a un grupo de alumnos y nos explicaron que teníamos esta posibilidad. A mí me pareció una gran oportunidad porque temía caer en una clase que tuviera un nivel muy bajo y que eso me perjudicara", explica Almudena. Cuenta que fue una decisión totalmente personal, porque su padre está dedicado por entero a cuidar a su madre enferma de parkinson y nunca han podido dedicarle demasiada atención a sus decisiones escolares.

Recuerda con gratitud aquella época. "Teníamos siete horas a la semana de francés y cada año se incluía una asignatura diferente. Así el primer año dimos matemáticas en francés y al siguiente biología, fue progresivo". "Los profesores se esforzaban mucho porque los que no eran de francés entonces no tenían demasiado nivel y se preparaban a conciencia las clases".

Reconoce que los conocimientos elementales que traía del colegio le resultaban insuficientes para seguir las clases "por lo que decidí apuntarme en una academia".

Tal y como lo cuenta, aquella experiencia en el instituto Cánovas del Castillo resultó crucial para la vida futura de Almudena. "Ya en segundo de ESO el centro organizó un intercambio. Varios alumnos de Estrasburgo (Francia) vinieron a nuestras casas y en el curso siguiente fuimos nosotros varias semanas a Estrasburgo". Al año siguiente hicieron intercambios con estudiantes de Lyon y en el Bachillerato realizaron cursos en París. "¡Fíjate, yo soy de la zona de Las Flores, y entonces ni siquiera había salido de Andalucía!"

Cuando estaba en bachillerato pensó estudiar Filología Francesa, una opción poco realista en sus circunstancias "porque tenía que irme a Granada y la verdad es que no me lo podía pagar". De nuevo el instituto salió a su rescate. "Organizaron una charla con profesores de Traducción e Interpretación de francés y ahí, por primera vez, oí hablar de esta carrera".

Cuando llegó a la universidad comprobó varias cosas: que su nivel de francés era considerablemente mejor que el de sus compañeros, pero, aún así, insuficiente para alcanzar el nivel exigido. El tercer descubrimiento fue que en la universidad estaba sola, no contaba con el tutelaje permanente de los profesores. Entonces tuvo que volver a poner en marcha los recursos heredados del instituto y, especialmente, los contactos con los estudiantes franceses con los que había hecho intercambios. Durante los veranos ha vuelto a Francia a las casas de aquellos amigos y el último verano también ha estado en Reino Unido, gracias a una beca del Ministerio de Educación.

Ahora Almudena se queja con cierta amargura de la facultad: la falta de medios, el deterioro de los existentes y la elevada exigencia "porque se pide mucho, pero se da poco". Echa en falta, por ejemplo, mayor grado de especialización "porque en realidad es ahora, en cuarto, cuando estamos trabajando la traducción científica por ejemplo".

El futuro inmediato no lo tiene claro. Le gusta la traducción médica, pero no ve demasiadas oportunidades laborales en ese campo. Sí las hay, en cambio, en el apartado jurídico pero cree que en ese área flojea más. "Ya veremos", dice, mientras recuerda que la abrumadora mayoría de sus compañeros de clase en el Cánovas del Castillo han ido a la universidad "y todos se han mantenido vinculados al francés".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios