"Fomento ya ha hecho algún estudio previo para una tercera ronda"

  • López Luna destaca las políticas llevadas a cabo por el Gobierno en época de crisis y niega que los recortes económicos hayan afectado a las grandes obras de la provincia, a excepción del tercer carril

-Usted es la voz del Gobierno central en la provincia ¿Un trabajo difícil en tiempos de crisis?

-No, para mí es un honor y una satisfacción. En los momentos difíciles la labor de los responsables políticos es la de estar cerca de los ciudadanos y darles cuenta de lo que el Gobierno hace para salir lo mejor posible de la crisis y ayudar a los que peor lo pasan. El Gobierno está muy satisfecho de lo que se está haciendo, sobre todo en política social, que determina la diferencia entre un gobierno progresista de uno conservador.

-Bastantes miembros del PSOE no están muy de acuerdo con las medidas restrictivas llevadas a cabo...

-Son medidas que hay que tomar. Los socialistas debemos estar muy pegados al terreno y lo que se hace para salir de la crisis económica es lo que hay que hacer.

-José Luis Rodríguez Zapatero ha anunciado que no concurrirá a las elecciones de 2012. ¿Se ve usted, en caso de que el PSOE se mantenga en el Gobierno, cuatro años más como subdelegado?

-Me ilusiona lo que hago y seguir representando al Gobierno, pero habrá que esperar a los resultados. Lo que puedo decir a título anecdótico es que siempre que el PSOE ha gobernado he estado ocupando puestos vinculados al Gobierno.

-O sea, que si gana el PP, ¿le resultará raro trabajar en otra cosa?

-No, no. Ya en 1996, cuando era presidente de la Confederación Hidrográfica del Sur (CHS), cuando el PSOE perdió las elecciones y cesé en mis funciones, volví a mi puesto de inspector de trabajo.

-Dígame, ¿qué perfil debe tener un subdelegado para actuar como tal?

-La función es la de representar al Gobierno, la coordinación de los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, llevar el tema de extranjería... No sé si lo he cumplido pero debe ser una persona muy vinculada con el partido, si es posible con experiencia política, prudente pero firme en sus decisiones y sin ningún ánimo de protagonismo.

-En los últimos siete años el Gobierno ha invertido 6.000 millones en la provincia. Del largo listado de proyectos, ¿con cuál se quedaría?

-Si duda, con el aeropuerto, porque es el aeropuerto internacional de Andalucía. Es el impulso más importante para generar riquezas en la provincia, porque su economía se fundamenta en el turismo.

-¿Y de lo que queda por afrontar?

-Finalizar las obras que quedan por ejecutar, con la hiperronda, la autopista de peaje, que entrarán en servicio a primeros de noviembre de este año, el acceso sur al aeropuerto, la segunda prisión de Málaga. Y no descarto que en un futuro haya necesidad de una tercera ronda, por lo que habría que adelantarse ya. Siempre habrá cosas que hacer.

-Habla de una tercera ronda...

-Piense de que desde que se diseña con un estudio previo de una obra de infraestructura hasta que entra en funcionamiento tarda de ocho a diez años. Me consta que el ministerio ya ha hecho algún estudio previo para esa tercera ronda.

-No habla del tren litoral.

-Perdón, es cierto. El tren litoral es otra de las obras que habrá que acometer, lo que pasa es que en los momentos de crisis ha sufrido algún retraso. Es un objetivo que, me consta, el Gobierno tiene para unir Algeciras, por toda la costa de Málaga. Es una obra a ejecutar entre Fomento y la Junta de Andalucía, desde Estepona hasta Nerja en el caso de la provincia de Málaga.

-Y de los Baños del Carmen ¿qué me dice? ¿Entiende que este proyecto lleve tantos años anclado?

-En 1992, siendo concejal de Urbanismo, presenté el proyecto de los Baños de Carmen. Es verdad que va muy retrasado, pero el Gobierno cumple con su compromiso de aprobar el proyecto. Se ha tardado un poco pero ya está finalizado, ahora falta empezar las obras. Pero para que sea posible los terrenos tienen que estar disponibles. Hay concesiones que impiden que el ministerio tenga acceso a ese suelo y hay que hacer los trámites para recuperarlas y en eso estamos.

-¿Pero asume que esto se podría haber solventado mucho antes?

-Es posible. No lo discuto, pero hay que decir que los trámites administrativos son muy lentos. Y uno de los procedimientos que da lugar a cierto retraso, pero que son necesarios, es la información pública del proyecto. El Gobierno ha querido conocer lo que los ciudadanos querían. Pero ya estamos en la recta final y una vez recuperados los terrenos podremos empezar las obras.

-Si se pusiese en el pellejo de un ciudadano de a pie, ¿qué pensaría al ver que tres administraciones como el Gobierno, la Junta y el Ayuntamiento, no se ponen de acuerdo en algo en lo que había un consenso, que era el parque del Benítez?

-El ciudadano de a pie pensará que hay excesiva confrontación entre administraciones públicas. Sería fácil por mi parte decir que la culpa la tiene el Ayuntamiento. Si miramos la hemeroteca llegaríamos a la conclusión de que el Ayuntamiento es el que más pegas ha puesto para que se puedan iniciar los trámites para ejecutar las obras. Al alcalde, privada y públicamente, le dicho que tiene que haber lealtad institucional y eso pasa, a mi juicio, por que se hagan menos declaraciones públicas. Si no está de acuerdo con la propuesta de Fomento, por los cauces de comunicación entre administraciones, que lo diga y que plantee acciones en positivo. Por ejemplo, Fomento manda el proyecto de convenio, que es rechazado de inmediato por el alcalde pero sin contestarle al ministerio. Se ha limitado a decir en los medios su desacuerdo, pero no le contesta formalmente al ministerio. Casi todos los medios no ven con buenos ojos la propuesta que ha hecho el ministerio de obtener unos aprovechamientos urbanísticos, que le corresponden por ley al propietario de esos suelos. Creo que este tema, que puede ser polémico, se puede dejar a un lado si ello impide avanzar en el resto de materias del convenio.

-Usted dice que es un derecho que le corresponde a Fomento, pero el Ayuntamiento dice que no es así.

-Legalmente le corresponde. Pero dicho eso, es un tema que habría que dejar fuera del ámbito del convenio, con independencia de que Fomento negocie con el Ayuntamiento los aprovechamientos.

-Es optimista en este asunto...

-Cuando pasen las elecciones municipales entraremos en una vía de solución. Los ambientes electorales no son propicios a los acuerdos, más bien a los desacuerdos.

-Siempre estamos de elecciones.

-Bueno, pero las elecciones municipales, como afectan directamente al Ayuntamiento, sí puede dar lugar a distorsiones.

-¿Por qué el ministerio no dijo toda la verdad cuando informó de que no se iban a ver afectadas las obras de la hiperronda, del acceso sur al aeropuerto o del tercer carril?

-Nadie puede obviar que hemos pasado por unas circunstancias económicas difíciles, que han hecho que el Gobierno tenga que adaptar su programa de inversiones a nivel nacional. Afortunadamente en Málaga eso no se ha producido. Quizá se ha retrasado algún mes por cuestiones técnicas, por las lluvias, pero por cuestiones económicas le puedo asegurar que no ha habido ningún retraso. El Gobierno ha mantenido su compromiso con Málaga y todas las obras que se estaban ejecutando han seguido su ritmo normal. Por problemas económicos no ha habido ningún retraso. Quizá el único caso es el de la ronda este.

-En el último balance de criminalidad destacaba que el número de fallecidos por muerte violenta había caído un 30%, mientras recian los malos tratos.

-Es verdad que los delitos por malos tratos aumentan, pero creo que eso hay que verlo en el sentido de que ahora las personas que sufren malos tratos los denuncian, no los esconden. Es una lacra social que no se contiene solo con la actuación policial, sino que tiene que ver un conjunto de actuaciones de toda la sociedad para que vaya desapareciendo.

-¿La crisis económica ha variado el perfil de la delincuencia?

-Es verdad que cuando comenzó la crisis se dijo eso, pero afortunadamente no se ha ocurrido. En los últimos años el número de delitos ha bajado y la crisis no ha tenido repercusión sobre las cifras.

-Hace algunas semanas se conoció la sentencia de Ballena Blanca, en la que se condena a penas mínimas a los principales imputados. ¿Es un varapalo para la Policía y la forma en la que se llevó la investigación?

-No, creo que cada uno ha cumplido sus obligaciones. La Policía actuó en su día en coordinación con el Ministerio Fiscal y después son los jueces los que en función de las pruebas actúan. No creo que haya habido un varapalo para la actuación de la Policía y la Fiscalía.

-Pero algo ha tenido que fallar cuando se critica la actuación de la Policía y la Fiscalía en la sentencia.

-Insisto en que son los jueces los que determinan si condenan o no a un presunto implicado.

-En los últimos meses son noticia las denuncias por bebés robados. ¿Se prevé crear una oficina de información para los afectados, en coordinación con la Fiscalía?

-Ha habido contactos por parte de personas de la Subdelegación, no por parte mía, con la Fiscalía. Son personas del archivo histórico de la Subdelegación... Estoy esperando a que la Fiscalía pida ayuda. Nosotros encantados de prestar esa ayuda. Vamos a esperar a los contactos que pueda tener con el fiscal jefe.

-Usted fue concejal del PSOE cuando este partido aún gobernaba Málaga. ¿Qué pasó para que el PSOE perdiese las elecciones?

-Son muchas las circunstancias, pero pienso que, sin ser la única razón, el que no repitiese Pedro Aparicio tuvo su importancia. Si se hubiese presentado, aunque él no quería, a lo mejor los resultados hubiesen sido otros. A eso se une la situación a nivel nacional.

-¿Ve opciones para que María Gámez recupere el terreno perdido con el PP?

-Sí, le veo opciones, tiene posibilidades de ganar. Se necesita un cambio con respecto al alcalde actual, que lleva mucho tiempo y el equipo de gobierno ha sufrido un desgaste por las actuaciones no acertadas de algunos de sus concejales. Sería bueno un cambio.

-¿Qué le echaría en cara a Francisco de la Torre? ¿Y qué le aplaudiría?

-¿Echarle en cara? Su victimismo no es bueno para un representante político y su confrontación con otras administraciones. Los ciudadanos lo que quieren es que sus problemas se los resuelvan; no entienden esas confrontaciones y ese victimismo del que hace gala el alcalde. Y le aplaudiría que, como todos los políticos, cree que su mensaje es el adecuado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios