Fomento pone a andar la solución 'barata' del AVE entre Málaga y Sevilla

  • De las dos alternativas analizadas, los técnicos se decantan por la más corta, de 1,9 kilómetros, y 32 millones de coste La otra variante, de 5,5 kilómetros, supondría 57,7 millones

Comentarios 1

La solución técnica del AVE barato entre Málaga y Sevilla inicia su particular singladura. El Ministerio de Fomento acaba de abrir a información pública por un periodo de 30 días el estudio informativo de la conexión de las líneas de alta velocidad entre ambas capitales andaluzas mediante la construcción de un baipás a la altura de la localidad cordobesa de Almodóvar. Esta intervención, a la espera de los detalles precisos del futuro proyecto constructivo, tiene la finalidad de recortar en unos 20 minutos la distancia en un trayecto que actualmente realizan los trenes Avant en cerca de 1 hora y 50 minutos.

Conforme a los datos aportados ayer por el organismo dirigido por la ministra Ana Pastor, el citado estudio incluye dos alternativas para la ejecución del citado baipás. La A, de 1,9 kilómetros de longitud; la C, de 5,5 kilómetros. Ambas actuaciones afectarían a las localidades de Almodóvar del Río y Posadas, ambas en la provincia de Córdoba. De ellas, no obstante, según los análisis técnicos, se considera como más adecuada desde el punto de vista medioambiental, técnico y económico la A, cuyo presupuesto de licitación se estima en 30,3 millones de euros, frente a los 54,3 de la segunda de las opciones. Si estas cuantías se añaden expropiaciones, conservación del patrimonio histórico y control y vigilancia de las obras, el valor asciende hasta los 32,1 millones en la primera de las alternativas y a los 57,7 millones en la segunda.

La variante mejor considerada se desarrolla al noreste del núcleo urbano de Almodóvar del Río. La misma se iniciaría en la línea AVE Madrid-Sevilla con un desvío a derechas en el punto 363+238. La mayor parte de su trazado se desarrolla con un radio a derechas de 500 metros, según consta en el documento, al que tuvo acceso este periódico. Conecta con la vía par de la línea AVE Córdoba-Málaga en el punto 5+260, antes del viaducto que cruza el río Guadalquivir.

Su desarrollo requiere la ejecución de una estructura (viaducto o pérgola) para solventar el cruce con la línea de ancho convencional Alcázar de San Juan-Cádiz, lo que obliga a dos actuaciones más: la rectificación del trazado de esta línea convencional en aproximadamente un km de longitud y la demolición del paso superior existente en ese punto y posiblemente la ejecución de uno nuevo unos 300 metros hacia el suroeste, cruzando la línea convencional y la línea AVE. Asimismo, se prevé la ejecución de una estructura para la reposición de la carretera CO-9002, en torno al punto 0+970 del ramal de conexión para salvar el cruce con éste.

Mediante esta conexión se permitiría recordar la distancia que asumen las circulaciones Málaga-Sevilla, que se ven obligadas en el momento actual a entrar en Córdoba. Una vez ejecutado el citado baipás ello no será necesario, recortando el trayecto en unos 47 kilómetros. La ejecución de esta obra habrá de esperar, no obstante, hasta 2017, a lo que contribuye el amplio trámite administrativo que tiene aún ante sí una iniciativa que puede ir en beneficio de unos 100.000 viajeros anuales.

Porque al mes de información pública habrá que añadir el periodo necesario para la respuesta a las más que previsibles alegaciones que presenten las instituciones, organismos y particulares afectados. No será hasta que se formalice la contestación cuando se inicie el proceso de licitación para la redacción del proyecto constructivo y, más adelante, la licitación y adjudicación de las obras necesarias.

Un documento manejado el pasado mes de octubre por el Partido Popular dividía en dos fases la obra a ejecutar. La primera de ellas, que ya redundaría en una mejora sustancial en los tiempos, se valoraba en 27,5 millones de euros, cuantía que podría llegar a alcanzar los 48,5 millones con una segunda etapa. Por su parte, las previsiones manejadas por el Gobierno en los Presupuestos Generales del Estado para este año rebaja la inversión a 23,2 millones de euros, de los cuales 400.000 euros están consignados para este ejercicio, un millón para 2016 y el grueso, 21,8 millones, para 2017.

La suma económica dista de manera sustancial de los alrededor de 1.300 millones de euros en los que se valoró la apuesta de la Junta de Andalucía por unir la capital andaluza con la Costa del Sol mediante el bautizado como eje ferroviario transversal. Una macroinfraestructura hoy aparcada sine die como consecuencia de la crisis económica.

A pesar de ello, desde el arranque de las obras del AVE andaluz hasta la paralización del mismo se invirtieron sobre el terreno 280 millones de euros en la ejecución de una plataforma sin posibilidad de uso inmediato. A esto hay que sumar la decisión adoptada por la Junta en abril del año pasado de devolver al Banco Europeo de Inversiones (BEI) 180 millones de euros prestados por la entidad ante la imposibilidad de desarrollarlos. Esta infraestructura buscaba situar en unos 55 minutos la distancia entre Sevilla y Málaga.

En el seno del Partido Popular no tardaron ayer en valorar el pasado adelante dado por el Ministerio de Fomento. Fue la diputada nacional por Málaga Celia Villalobos la que celebró el avance y calificó de "excelente noticia sea ya una realidad". A su juicio, la reducción prevista con esta conexión supondrá "un avance cualitativo en la comunicación entre ambas ciudades, de la que estoy convencida que sabrán sacar provecho las dos capitales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios