Fotos y vídeoslejos de las aulas

  • CCOO edita una guía práctica contra el mal uso de las nuevas tecnologías por parte del alumnado basada en las consultas del profesorado

A los tradicionales problemas de convivencia de los colegios se han incorporado las nuevas tecnologías, por lo que los profesores se encuentran con situaciones en los centros en las que intervienen teléfonos móviles o cámaras de fotos y ante las que no saben cómo actuar. Por este motivo, Comisiones Obreras ha editado una Guía práctica para el personal de los centros educativos contra el mal uso de las nuevas tecnologías por parte del alumnado, en la que ha incluido una serie de consejos y cuestiones para determinar la importancia de cada caso y referencias legislativas del marco administrativo y penal.

Este documento ha sido elaborado por el gabinete jurídico y de estudios de la Federación de Enseñanza de CCOO de Andalucía y está justificado en el aumento de las consultas relacionadas con las nuevas tecnologías recibidas por el servicio CCOO Te escucha -902 10 46 38-. La responsable del gabinete jurídico, María Dolores López, citó ayer durante la presentación de la guía, un caso atendido recientemente en el que se utilizaban las redes sociales de internet para convocar una reyerta. "Afortunadamente, contando con la colaboración de las familias, la Policía y los centros educativos, se detectó a tiempo y con una sanción por la vía administrativa se solucionó el problema", comentó.

La guía, que se ha facilitado a todos los centros escolares públicos y concertados de la comunidad, redacta una serie de cuestiones a tener en cuenta cuando el profesor se enfrenta a uno de estos hechos, como determinar las situaciones concretas, señalar a los autores y recopilar pruebas. Además también determina las posibles vías de sanción, administrativa o penal, y se recogen algunas sentencias ejemplarizantes.

José Blanco, secretario general de la Federación de Enseñanza de CCOO Andalucía, explicó que a partir de "5º y 6º de Primaria" se produce por parte del alumnado un incremento en el uso de las nuevas tecnologías, por lo que hay que "concienciar a los alumnos de que un mal uso "puede incurrir en un delito". "Con el tema de las tecnologías, el profesorado se encuentra un poco perdido, y aunque no existe una norma que regule específicamente este tipo de actos, sí existe una normativa base en la que encuadrarlos y un marco de sanciones", añadió Blanco.

Para solucionar los problemas de convivencia en los centros, José Blanco insistió en la necesaria "colaboración entre las familias y los centros educativos", a la vez que habría que añadir la intervención de la Consejería de Educación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios