El fiscal cree que Francés "concertó" con 'Invader' su 'invasión' del Centro

  • El CAC solicitó autorización para instalar las obras; la mayor parte de propietarios se negó

El 'Invader' del Palacio Episcopal. El 'Invader' del Palacio Episcopal.

El 'Invader' del Palacio Episcopal. / J. A.

La Fiscalía de Ordenación Territorial y Medio Ambiente parece tener pocas dudas sobre la implicación directa de Fernando Francés, director del Centro de Arte Contemporáneo (CAC) Málaga, en la invasión que el artista Invader protagonizó en mayo del año pasado en Málaga capital. Y que incluyó la instalación de 15 mosaicos en otros tantos edificios del Centro histórico, entre ellos dos catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC), sin autorización alguna ni por parte de los propietarios ni de la Junta de Andalucía.

Esta relación queda constatada en la querella que interpuso el pasado 29 de enero el ministerio fiscal contra Francés y contra el artista francés y a la que tuvo acceso este periódico. "Si bien la colocación material de los azulejos fue llevada a cabo, bien por sí mismo, bien con la ayuda de terceras personas, por el artista urbano conocido como Invader, de las investigaciones policiales efectuadas (…) se deduce con claridad la intervención en los hechos del también querellado Fernando Francés", se precisa en el escrito.

Piden que se tome declaración en calidad de investigados a los dos querellados

En el mismo, se apostilla que Francés, en su condición de director del CAC Málaga, "se concertó" con Invader "para la colocación de los mosaicos, siendo a su orden que el Centro de Arte Contemporáneo cursó las solicitudes de autorización para dicha actuación a los diversos propietarios de los edificios, solicitudes que en la mayoría de los casos obtuvieron respuesta negativa". A pesar de ello, "se llevó a cabo la colocación de los citados mosaicos".

Estos hechos pudieran ser constitutivos de un delito sobre el Patrimonio Histórico, conforme al artículo 323, que dice literalmente: "será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o multa de doce a veinticuatro meses el que cause daños en bienes de valor histórico, artístico, científico, cultural o monumental, o en yacimientos arqueológicos, terrestres o subacuáticos. Con la misma pena se castigarán los actos de expolio en estos últimos".

Por ello, la Fiscalía solicita la admisión de la querella y que se incoen diligencias previas con el fin de averiguar de los hechos y los supuestos responsables. En este marco, se pide la práctica de una serie de diligencias entre las que se menciona librar el oficio al Seprona "para que continúe con las gestiones para la plena identificación del querellado conocido como Invader" y que se tome declaración a los querellados "en calidad de investigados".

Asimismo, se pide que los técnicos de la Delegación de Cultura de la Junta en Málaga emitan informes sobre la consideración del Centro histórico como BIC, así como de los palacios Episcopal y Salinas, y que determinen el coste de restauración de los inmuebles afectados por los mosaicos a su estado original. También se reclama que se tome declaración en calidad de perjudicados y testigos a los propietarios de los edificios y a los administradores de fincas correspondientes, según apuntaron desde la Fiscalía Superior de Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios