Fuga de arquitectos

Numerosos arquitectos españoles se van a lugares como Alemania o Miami, donde logran trabajo ante la "precariedad" y "asfixia" del sector en España por la crisis de la construcción tras estallar la burbuja inmobiliaria y la caída del "mito" de profesional de éxito y magníficamente remunerado. Así lo aseguró a Efe el decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Málaga, Antonio Vargas, en cuanto a una posible "fuga de arquitectos" a otros puntos como Alemania, Suiza, Ecuador, Miami en los que sí encuentran empleo, y admitió que "esa realidad existe", y es "más importante" de lo que era cinco años atrás.

El decano cifró en un 30% aproximadamente el desempleo en el sector a nivel nacional pero expresó su incertidumbre respecto a este dato, ya que, según dijo, "no existe un término que defina la situación del que trabaja, pero que trabaja poco", debido al escaso volumen de actividad. La Costa del Sol, donde se experimentó un boom en la construcción que junto al turismo se convirtió en sustento de la economía de la provincia, que se encuentra entre las más afectadas por la llamada "crisis del ladrillo", está según Vargas por encima de la media en la tasa de desempleo de arquitectos. El decano explicó que, si se toma el año 2006 como referencia, el volumen de trabajo asegurado hoy para estos profesionales solo asciende al 10 por ciento del que había en esa fecha y el número de viviendas a construir, un 2% de las edificadas hace cinco años.

La situación de los colegiados, según el decano del segundo colegio andaluz que agrupa a más arquitectos, es de una "precariedad muy complicada", en algunos casos "acuciante" por actitud de la Administración, el retraso en el pago, y bajas "temerarias" de hasta un 70 por ciento en la adjudicación de concursos. Ello provoca, a su juicio, que se trabaje en unas condiciones "muy cuestionables" y que los arquitectos se vean "asfixiados", algo que no duda que pueda repercutir en un futuro en la ejecución de los proyectos.

Vargas precisó que el perfil del arquitecto que se colegia ha cambiado durante los siete últimos años, ya que aunque la cuota de colegiación en Málaga se mantiene estable, con unos 1.400 profesionales adheridos, ahora se espera a ser contratado para hacerlo, mientras que antes no era una condición a tener en cuenta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios