Funcionarios de Parques y Jardines niegan que falsificaran facturas

  • La Fiscalía acusa a los empleados municipales y dos contratistas de malversación

Los dos funcionarios de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Málaga acusados de malversación y de emitir certificaciones falsas negaron ayer cualquier irregularidad en el juicio que se sigue contra ellos en la Sección Octava de la Audiencia Provincial. Los empleados municipales aseguraron que los documentos fueron "correctos" y que el trabajo realizado fue "impecable".

La Fiscalía acusa a cuatro personas, estos dos funcionarios y dos contratistas de Sando y Urbaser, de la presunta malversación al Ayuntamiento entre junio de 2000 y febrero de 2001 a través de certificaciones falsas o dobles de trabajos de mantenimiento y rehabilitación de zonas verdes y por engrosar el precio de estas obras, pidiendo en total 18 años y cuatro meses de prisión.

Una de las acusadas, entonces jefa de Sección del área y que hoy sigue en el Ayuntamiento, explicó que el pliego para la contratación de estas obras se hizo un año antes del comienzo de los trabajos y era "genérico", sin estar medida toda la superficie que se tenía que mantener.

En este punto, declaró que el 90% de los jardines que estaban contenidos en el pliego estaba medido, pero cuando se adjudicaron los trabajos a Sando y a la UTE Urbaser-Thaler había "un listado de nuevos jardines que no estaban incluidos ni medidos".

La procesada dijo que hubo una "mala interpretación" del grupo de la Policía que investigó el caso y aseguró que actualmente sigue en el Ayuntamiento llevando proyectos relacionados con zonas verdes y en contacto con empresas privadas. Así, dijo no entender por qué le acusa el Consistorio.

Por su parte, el otro funcionario acusado, en aquel momento pareja de la anterior y su superior inmediato, calificó de "sorprendente" que se hable de irregularidades en los tratamientos fitosanitarios por exceso de litros, al precisar que se utilizaron datos referentes a zonas agrónomas y no los del consumo de árboles urbanos. El acusado, que sigue en dicha área, dijo que el Ayuntamiento no le ha instado a anular las certificaciones supuestamente falsas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios