Funcionarios sorprenden a un interno que estaba a punto de fugarseLa Policía desarticula una red a la que atribuye 41 robos

  • El preso tenía había segado los barrotes de su celda y tenía varias sábanas anudadasLa banda operaba en viviendas y comercios repartidos por Marbella

Funcionarios del módulo 2 de la prisión de Alhaurín de la Torre sorprendieron ayer a un interno que había segado los barrotes de su celda y que tenía escondidas varias sábanas anudadas para fugarse de la prisión. Fuentes sindicales confirmaron a este periódico que durante el posterior cacheo al que fue sometido, el interno golpeó "violentamente" a dos de los funcionarios. Uno sufrió un "fortísimo golpe" en la mandíbula y el otro varias contusiones. El interno, de origen ucranio, fue recluido en el módulo de aislamiento, donde podría permanecer un máximo de siete días.

Se trata de la primera agresión del año contra un funcionario, aunque las mismas fuentes recordaron a este periódico que en 2008 se produjeron al menos 15 agresiones. Por ello, los sindicatos volvieron a denunciar ayer la "masificación" que sufre el centro penitenciario de Alhaurín de la Torre y abogaron por la necesidad de que haya más funcionarios para frenar "los numerosos incidentes que están ocurriendo en los últimos meses".

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Marbella han desarticulado un grupo de delincuentes de origen español especializado en cometer robos con fuerza en domicilios y establecimientos de la zona marbellí de Nueva Andalucía. En la operación han sido detenidas siete personas, tres de ellas menores de edad, como presuntas responsables de un total de 41 robos con fuerza, en los que sustrajeron numerosos efectos, entre ellos joyas, electrodomésticos, aparatos de telefonía y elementos de informática. Las investigaciones policiales comenzaron a raíz de varias denuncias sobre robos perpetrados en viviendas en Nueva Andalucía.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios