Gadafi pernocta en Málaga antes de comenzar su visita oficial a España

  • El líder libio llegó ayer a la ciudad en un viaje sorpresa junto a su séquito. El coronel contempló la playa de la ciudad y salió a cenar a un restaurante

Rodeado del mutismo más absoluto, el líder libio Muammar Gadafi llegó ayer a Málaga para una visita privada de la que apenas han trascendido detalles. El mandatario se hospedó alrededor de las cinco de la tarde en el hotel NH de la capital con buena parte de su séquito, compuesto por más de un centenar de personas y una flota de 20 lujosas berlinas.

El mandatario libio pernoctó el sábado en Sevilla y en un principio no tenía prevista la visita a la provincia de Málaga, pero a primera hora de la mañana cambió de planes. De hecho, en su agenda para el domingo figuraba una jornada de caza en una finca sevillana durante todo el día.

A primera hora de la mañana se informó que Gadafi pernoctaría en Marbella, pero sobre las 14.40 horas, personas de su séquito preguntaron en el hotel NH de la capital malagueña si había habitaciones disponibles y si se recibía la señal de alguna televisión en lengua árabe, y, al comprobar que les gustaba el establecimiento, optaron por alojarse allí, según informaron fuentes del dispositivo de seguridad desplegado en el recinto.

Lo primero que hizo Gadafi al llegar a Málaga fue trasladarse al Paseo Marítimo de El Morlaco. Escoltado por la Policía en todo momento, permaneció unos minutos observando el mar desde su coche. Acto seguido se dirigió de vuelta al hotel NH, donde se agolpaban curiosos y periodistas para captar una instantánea del coronel.

El céntrico hotel malagueño estaba rodeado de fuertes medidas de seguridad. La entrada y la cafetería del establecimiento albergaba a buena parte de la comitiva bajo la atenta mirada de la Policía. Pero no había noticias sobre el paradero del mandatario.

También se podía ver por los salones del hotel a algunas integrantes de su guardia femenina dando órdenes a las personas que transportaban la comida de la comitiva hacia la cocina del establecimiento hotelero.

Entre 50 y 70 habitaciones de las 133 de que dispone este hotel de cuatro estrellas fueron ocupadas por el séquito, mientras que el hijo del mandatario libio sí se desplazó finalmente hasta Marbella.

Ya por la noche la Policía montó un dispositivo de seguridad para que Gadafi saliera a cenar por la ciudad, aunque al cierre de esta edición no se sabía en que restaurante cenó finalmente.

El líder libio se trasladará hoy a Madrid para iniciar su visita oficial a España, en la que está prevista una comida con el Rey, una reunión y una cena con Rodríguez Zapatero, un encuentro con empresarios y una visita al Ayuntamiento madrileño.

Su llegada al aeropuerto de Barajas está prevista para las 13.00. Allí le recibirá el ministro de Defensa, José Antonio Alonso, con todos los honores de Estado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios