Gámez marca el ritmo

  • La candidata socialista a la Alcaldía de Málaga se reunió ayer con el grupo municipal, del que destacó su labor · Insiste en que no abandonará su cargo de delegada regional

Comentarios 8

María Gámez, delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en la provincia de Málaga, se puso ayer el traje de alcaldable del PSOE a las elecciones municipales de 2011, cita en la que tratará de recuperar para la formación socialista la Alcaldía de la capital de la Costa del Sol, patrimonio del PP desde hace 15 años. El primer acto de la recién designada candidata tuvo lugar en la Casona del Parque, que, previsiblemente, será escenario de sus acciones a partir de la cita con las urnas. Y lo hizo para mantener un contacto con los actuales integrantes del grupo municipal socialista, cuya trabajo en estos años ensalzó y puso en valor.

Un doble papel, el de cabeza de cartel y el de máxima referencia de la Administración autonómica en la provincia, que seguirá desempeñando hasta apenas semanas antes de los comicios. Así lo ratificó ayer la propia Gámez, quien recordó algo ya sabido: "Es compatible". Pero fue a más a la hora de justificar el porqué de su decisión. "No hay mejor manera de pensar en Málaga que trabajando por ella", manifestó, a lo que añadió: "Lo que es bueno para Málaga es que trabajemos por ella, no quedándonos encerrados en una habitación pensando en la Málaga del futuro, sino oyéndola y pensando en cómo hacerla mejor".

Solventada esta primera duda, solventó los interrogantes que pesan sobre el papel que, por ejemplo, tendrá en la futura candidatura el actual portavoz socialista en el Consistorio. No dijo que vaya a formar parte de su equipo de trabajo, ni lo contrario. "Contaré con todos los compañeros que quieran implicarse en el proyecto", apuntó. Aunque se apresuró a comentar que éste no es aún tiempo "para hablar de personas, es el momento de las ideas". "Al ciudadano le interesa mucho más la Málaga que queremos hacer que las personas; es prematuro", insistió la candidata socialista.

Lo que sí parece claro, al menos por lo dicho por el propio Fuentes, es que la estrategia del grupo municipal variará. O mejor dicho, se adecuará a lo que fije la candidata. "Hasta el 22 de mayo de 2011 vamos a desarrollar nuestra función con la misma intensidad a como lo hemos venido haciendo desde el primer día; estamos a su completa disposición", declaró, al tiempo que admitió que con el nombramiento de la alcaldable cambia el funcionamiento del equipo. "A partir de ahora estaremos más coordinados con nuestra candidata". dijo. Es decir, "para determinadas propuestas importantes para la ciudad lo comentaremos y hablaremos con ella, esa es la variación que habrá en el funcionamiento", dijo.

Fuentes, que incluso se postuló para representar al PSOE en las elecciones de 2011, no ahorró buenas palabras para Gámez. "Nuestra candidata y futura alcaldesa me parece excepcional, cumple los requisitos y dentro de ese ramillete [en alusión a los nombres que sonaron como alcaldables, entre los que estaban los de José María Martín Delgado, Bernardino León Gross y Magdalena Álvarez] es la mejor persona que puede representar al PSOE para el cambio que Málaga necesita", afirmó.

La delegada y candidata parece tener claro por dónde debe caminar ese nuevo modelo para Málaga. Y un primer paso, apostilló, es escuchar a los ciudadanos. "Una de mis prioridades será tener una escucha activa con los ciudadanos, la ciudad hay que construirla con ellos y para eso hay que escucharlos a todos", dijo. "Hay una Málaga que pega a la puerta y que necesita que se le abra para opinar", comentó. Una estrategia en la que, incluso, se comprometió a, personalmente, "escuchar y oír a los ciudadanos, para que tengan una alcaldesa a la que dirigirse y trasladar sus ideas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios