Garzón desborda el Ateneo y se defiende por el caso Gürtel

  • El magistrado asesor en el tribunal de La Haya asegura estar "muy tranquilo" y afirma que "no hay argumentos suficientes" para acusarle de prevaricación

Comentarios 6

El magistrado asesor del Tribunal Penal Internacional de La Haya Baltasar Garzón visitó ayer Málaga para dar una conferencia sobre derechos humanos y, ante la insistencia de los medios de comunicación, aprovechó la ocasión para defenderse públicamente de las acusaciones vertidas por el juez instructor del Tribunal Supremo Alberto Jorge Barreiro, que acaba de dictar un auto de apertura de juicio oral contra el magistrado por un supuesto delito de prevaricación en el caso Gürtel.

Garzón precisó que "no hay argumentos suficientes para proceder por prevaricación contra un juez por interpretar la ley y las normas de una forma admisible en derecho, defendible y dentro de unos parámetros de normalidad como se comprueba en el caso de que otros jueces y otros profesionales mantienen el mismo criterio". Cabe recordar que Barreiro acusa a Garzón de obtener información por "medios ilícitos" mediante la grabación de las conversaciones entre los acusados de la trama y sus abogados.

Garzón indico que está "muy tranquilo" y señaló que "creo que tomé todas las medidas necesarias para hacer compatibles los dos derechos fundamentales que había en juego. Uno el de la obligación de investigar y proteger a la sociedad de hechos criminales muy graves y otro el de proteger el derecho de defensa". El juez reconoció que "cualquier juez se puede equivocar en la interpretación" y recordó que el Tribunal "consideró que eso no era suficiente y se declaró la nulidad", pero lamentó que "de ahí a considerar que hay una mala fe en tomar esas decisiones y considerarlo como un delito hay una distancia absolutamente insalvable".

Siguiendo en esta línea, Garzón quiso dejar meridianamente claro que "está fuera de lugar que se trate de aprovechar por parte de algunos la cuestión de las comunicaciones en prisión para sacar partido en el caso principal. No hay ninguna relación, ninguna diligencia que se practicara en ese procedimiento partiendo de esas observaciones, no hubo ninguna actuación policial basada en la misma y eso va a quedar absolutamente claro". "Lo sé porque lo hice yo", añadió tajante.

El juez confía en que, una vez que se ha abierto el juicio oral, "se resuelvan los recursos pendientes y, si no prosperan, se celebre el juicio cuanto antes para poder presentar todas las pruebas y pueda ejercitar el derecho de defensa". Si no hay cambios, Garzón será juzgado antes que los propios implicados en la trama Gürtel, pues ayer se conoció que este último juicio no tendrá lugar hasta después de las elecciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios