El Gobierno andaluz dice que hay vías abiertas para el pago de la deuda

La Junta de Andalucía reaccionó ayer ante la exigencia realizada por el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga para que haga frente a los casi 36 millones de euros que adeuda a la institución municipal. La Delegación del Gobierno andaluz en Málaga recordó a los responsables municipales que hay abiertas negociaciones con en materia de pagos sobre deudas entre administraciones "en cuestiones tributarias y en otras materias".

Así, se aludió a las existentes en el área de Fomento "para que el Consistorio malagueño dé respuesta a su deuda de 32 millones de euros con la Administración regional con motivo de la construcción del Metro y para cuya liquidación ambas administraciones trabajan conjuntamente".

"La Junta siempre ha hecho efectivo el pago de sus obligaciones tributarias y lo continuará haciendo", aseguraron desde la Administración regional. De hecho, a través de un comunicado, apuntaron que desde comienzos de 2013 se trabaja con el Consistorio, el Patronato de Recaudación Provincial y la Gerencia Territorial del Catastro "en la depuración de los pagos que pudiera tener pendientes con los ayuntamientos de la provincia en concepto de IBI".

Esa mesa de trabajo surgió como consecuencia del análisis de los bienes sobre los que se le reclamaba el pago del impuesto, "un estudio en el que se detectaron casos en los que el IBI imputado a la Administración autonómica era incorrecto y, por lo tanto, no procedía". Entre los motivos detectados por los que no procede la imputación del IBI, indicaron, está que la titularidad de los bienes por los que se reclama su pago no es de la Junta, siendo en algunos casos del propio Ayuntamiento, como los centros educativos de Infantil y Primaria o centros asistenciales del propio municipio. Por ello, señalaron que se "saldará o compensará" los pagos de IBI pendientes "una vez que sean depurados los errores detectados".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios