El Gobierno descarta por ahora un IVA reducido para el turismo

  • El ministro Soria clausura el Foro de Turismo del PP · Subraya el peso del turismo de sol y playa al afirmar que 3 de cada 4 euros que se generan tienen este origen

"Ahora no es el momento". De esta forma el ministro de Turismo, José Manuel Soria, explicaba ayer que por ahora no se puede realizar una bajada de la imposición fiscal indirecta, más concretamente del IVA, al 4% al sector turístico, ya que aseguró que la situación que atraviesa el país impide aplicar esta medida. Eso sí, el ministro quiso dejar claro que la aplicación de este impuesto reducido sigue siendo un compromiso del "PP y del Gobierno de Mariano Rajoy", pues este tipo de medidas se han llevado a cabo con otros gobiernos "cuando se tenía margen para hacerlo, lo que ha sido un buen factor para la economía".

"En el contexto de déficit público superior al objetivo que se había planteado para 2011 es fiscalmente imposible proceder a esa reducción. Lo cual no quiere decir que cuando se produzcan mejoras en la economía global, y haya margen para realizar esa mayor flexibilidad fiscal, se haga", afirmó el ministro. Soria realizó estas declaraciones durante la clausura de la jornada de presentación del Libro Blanco del Turismo 2012-2016 que se celebró ayer en Torremolinos de mano del PP de Andalucía.

De hecho, el ministro recalcó que las estrategias contempladas en este documento están en consonancia con la línea marcada por el Gobierno central. En este sentido, destacó que una de las primeras instrucciones dadas por Rajoy tras su llegada al Gobierno fue que se diseñara una "hoja de ruta" del sector para los próximos cuatro años para fijar objetivos, herramientas y medidas concretas para potenciar al máximo el turismo en sus dos vertientes, tanto en la oferta como en la demanda. Un documento estratégico en el que se contará con la colaboración de los operadores "y del conjunto de administraciones públicas", como es el caso de ayuntamientos o comunidades autónomas.

Pero Soria también quiso analizar la realidad del sector turístico nacional. Así, destacó el peso del segmento de "sol y playa", al afirmar que tres de cada cuatro euros que se generan tienen este origen, aunque destacó también el papel de otro tipo de atractivos, como es el caso del turismo cultural o deportivo "donde se van dando pasos en buena dirección". En este sentido, calificó 2011 como un buen año para el sector, aunque advirtió que no se puede depender de "factores exógenos para conseguir resultados", haciendo referencia a la llegada de turistas que se produjo el año pasado a raíz de las revueltas en determinados países árabes considerados como destinos emergentes.

Por esta razón, afirmó que hay que "fidelizar turistas" aunque conseguir este objetivo no debe pasar por una bajada de precios. "Creemos que eso puede ir bien en destinos emergentes, aunque desde el punto de vista de nuestra imagen, como destino final, no sólo no ayuda sino que incluso deteriora", aseveró el ministro, al tiempo que apostó por mejorar la oferta de alojamientos y del entorno.

También tendió la mano a los empresarios del sector a la hora de flexibilizar los marcos normativos y regulatorios existentes para que aquellos promotores que quieran emprender proyectos de rehabilitación alojativa "pueden hacerlo". Además, avanzó su idea de usar herramientas como consorcios para ayudar a realizar mejoras en los entornos turísticos, a la vez que mostró su compromiso de "enlazar la oferta residencial con la demanda de los países emisores" en referencia a la provincia de Málaga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios