El Gobierno ve clave el turismo de salud para romper la estacionalidad del sector

  • Un informe del Ministerio de Industria apunta que la Costa del Sol tiene "las condiciones ideales" para este segmento ya que es "uno de los destinos de más capacidad" de España

"El turismo de salud puede enfocarse como una verdadera oportunidad en España, si se potencia la atención sanitaria privada mediante la demanda creciente identificada para generar una industria turística que diversifique y complemente la actual y ayude a desestacionalizar la oferta turística más tradicional en España". La cita corresponde a un informe del Ministerio de Industria, Energía y Comercio que sostiene que este segmento muy poco explotado a nivel nacional "puede ser clave" para la economía española en los próximos años.

Y dentro del país, el estudio apunta que la Costa del Sol "dispone de todos los elementos para ser uno de los destinos de más capacidad" de España. El documento enumera el clima, el aeropuerto, el AVE, la oferta turística complementaria (golf, deportes, playa) junto a la "cantidad y calidad" de hospitales privados en la provincia, que representan el 50% de la capacidad hospitalaria andaluza. Todos estos apartados -sostiene el informe del Gobierno- dotan a Málaga de "las condiciones ideales para que el turismo de salud se convierta en una estrategia perfecta que ayude a romper con la estacionalidad turística".

Justamente hace algo más de un año que en la provincia se han constituido dos iniciativas tendentes a captar turistas sanitarios en el extranjero para la sanidad privada malagueña de modo que dejen riqueza como desde hace décadas lo hacen los viajeros que buscan sol, playa o golf. Se trata de la Fundación Málaga Health y del clúster de empresas Tourism and Health Spain. Además, el análisis que hace el Ministerio del potencial del turismo de salud coincide con la aprobación en octubre pasado de una directiva comunitaria de asistencia transfronteriza que regula y facilita la atención sanitaria en otro país europeo.

El turismo de salud no debe confundirse con el uso fraudulento de la sanidad pública. El primero intenta atraer turistas extranjeros hacia clínicas privadas para que la actividad asistencial genere riqueza. Lo segundo es la utilización indebida que hacen ciudadanos extranjeros -generalmente comunitarios- de una cartera de servicios que en España es más amplia. El análisis del Ministerio abunda: "En el turismo sanitario de picaresca, el paciente aprovecha una estancia en España para obtener un tratamiento gratuito del sistema sanitario español frente al copago o pago en sus países de origen". Según señala el propio informe, el fraude puede darse cuando, por ejemplo, el paciente pasa más de seis meses en España para acceder a la tarjeta sanitaria española o acude a urgencias de un hospital "acentuando la sintomatología de una dolencia cardiaca". Así, hay comunitarios que en los hospitales públicos malagueños se han puesto prótesis de cadera o se han hecho intervenciones cardiacas complejas que tendrían que copagar en sus países de origen.

Los profesionales llevan años detectando este uso irregular de la sanidad pública y justamente a partir de esa realidad se ha descubierto el filón que puede suponer el turismo de salud regulado y canalizado hacia la sanidad privada. Incluso, que este segmento puede contribuir a poner coto al uso irregular de la asistencia pública. Así, el fraude puede acotarse y transformarse en una oportunidad de negocio.

En palabras del informe, "hay un cambio de paradigma del turismo de salud. Si hace unos años el turismo médico tenía connotaciones negativas haciendo alusión al uso fraudulento por parte de extranjeros (en especial comunitarios) de los servicios públicos de salud, en los últimos tiempos se está viendo como una gran oportunidad para la economía turística española".

El propio documento destaca que "España reúne las mejores condiciones para convertirse en una potencia internacional en turismo de salud" por su prestigio sanitario y su tradición turística, pero que sin embargo esas cualidades "no se han traducido" en que sea líder en recepción de turistas con objetivos asistenciales. Tras lo que el documento concluye que "esta industria genera aún pocos beneficios en nuestro país".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios