Goteras y clases cerradas en un cole de Yunquera

  • Los padres del Sierra de las Nieves no llevarán hoy a sus hijos al centro en protesta por las instalaciones

Bidones y cubos conviven desde hace días con los pequeños del colegio de Infantil y Primaria Sierra de las Nieves, en el municipio de Yunquera. Las goteras son ya una constante en cinco de las aulas del centro, además de en pasillos, escaleras y un gimnasio. Las últimas lluvias han agravado un problema que aqueja desde hace años a un edificio cuyas cubiertas tienen más de ocho décadas de antigüedad y que pide a gritos una reforma estructural completa. Los padres denuncian la situación de las instalaciones y, como medida de protesta, hoy no llevarán a los niños a clase. En lugar de esto, se concentrarán a las puertas del centro.

Remedios Martínez, presidenta de la Asociación de Padres y Madres del centro, asegura que en febrero de 2008 el ente público Infraestructuras y Servicios Educativos (ISE) comprometió una partida de 670.000 euros para renovar las cubiertas de los dos edificios antiguos de este colegio dentro del Programa II de Mejora de la Escuela. La obra estaba prevista para este próximo verano. No obstante, "tras pedir información al servicio técnico después del empeoramiento de estos últimos días me comentaron que no estaba previsto que se acometieran las obras este año por problemas de presupuesto", dice la presidenta del AMPA. El Ayuntamiento del Yunquera, por su parte, aduce que se trata de obras estructurales de gran envergadura y que a quien corresponde asumir los gastos es a la Administración regional.

Mientras, hay una clase "desalojada por completo porque está encharcada, con bidones de agua y con la luz cortada, ya que los técnicos consideran que es un peligro para los niños", subraya Remedios Martínez. También hay un gimnasio inutilizado y pasillos y escaleras cuentan con charcos que pueden resultar un verdadero problema para el tránsito de los menores.

Desde la Delegación de Educación aseguran que los daños ocasionados por los temporales de estos días se van a reparar por la Administración regional en todos los centros que se han visto afectados y se hará con la mayor brevedad posible para que no se vea interrumpida la actividad escolar, "pueden tener garantías de ello". Sin embargo, no precisan que el ente público Infraestructuras y Servicios Educativos vaya a acometer la reforma ya comprometida hace dos años. Los padres estarán a la espera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios