Griñán hace ver el peso de Andalucía en el futuro electoral del PSOE

  • El presidente del PSOE, Manuel Chaves, demanda a los populares "sentido de Estado"

Los votos del socialismo andaluz históricamente han resultado esenciales para que el PSOE gane las elecciones generales. El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, a sólo tres semanas de que se celebre el congreso que le permitirá coger las riendas del Partido Socialista en Andalucía, no olvidó ayer en Málaga este significativo detalle en el mitin de los tres presidentes: el del propio Griñán, el del presidente del PSOE, Manuel Chaves y el del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

Griñán afirmó que "Andalucía es el pilar fundamental del proyecto socialista en España". "Sin nosotros nada es posible y con nosotros todo es probable". Frente a los malos pronósticos que las últimas encuestas dan al PSOE y que, además, lo dibujan como una figura política todavía poco conocida, el presidente del Gobierno andaluz mostró su confianza en la victoria: "El PSOE siempre gana las elecciones en Andalucía porque mete en la urna "su corazón que es socialista" y subrayó que su antecesor, Manuel Chaves, "derrotó tres veces en las urnas al campeón", en alusión a Arenas.

No obstante, Griñán se alejó de los cánones de los mítines políticos al uso, para centrarse en un discurso de perfil más intelectual. Así, dijo que "el futuro no se gana con jornadas más largas y salarios más bajos, sino con conocimiento. Nuestra patria es la educación y el conocimiento". En este sentido, indicó que además del Gobierno central el Ejecutivo andaluz también ha propuesto al PP un pacto educativo "y en el último minuto y tras un documento consensuado nos dijeron que no. ¿A qué dice el PP que no? ¿A la lucha contra el fracaso escolar, a la autoridad del profesor, a la autonomía de los centros, a las becas o al reparto de portátiles a los alumnos?".

Aludió al potencial del sector agroalimentario de Andalucía "que equilibra nuestra balanza de pagos e innova" para apoyar a unos agricultores "que no piden subvenciones sino precios justos" frente a los que fijan un puñado de industrias que, además, "no innovan". Griñán abogó por la "unidad de los agricultores" para fijar los precios igual que se determinan los salarios del campo en un convenio colectivo.

En relación a la crisis económica, el presidente de la Junta insistió en que no se pueden "dejar los mercados financieros libres" y los culpó de "haber traído la crisis" al sustituir "el trabajo por la especulación". Luego han pedido a los gobiernos que los ayuden y ahora dicen cómo tenemos que salir de esa crisis recortando gastos sociales. Ni un paso atrás", apostilló, al tiempo que se quejó de un Partido Popular que "no quiere ganar sino que perdamos. Que no quiere vencer porque no puede convencer y por eso no hace nada".

En este sentido, el presidente del PSOE y vicepresidente tercero del Gobierno, Manuel Chaves, también resaltó que los populares observan la crisis "como una oportunidad" para sus intereses políticos. "Cada vez que hay un dato malo sacan la calculadora para ver cuántos votos pueden conquistar". Chaves demandó al PP "más sentido de Estado" porque lo único que aporta es "el no a la negociación".

El ex presidente de la Junta de Andalucía también rememoró los pronósticos de las encuestas que lo daban como perdedores en 1996 y remató su intervención recordando que Arenas es "un eterno perdedor. Perdió conmigo cuantas veces se presentó y perderá con Griñán cuantas veces se quiera presentar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios