Griñán 'tuiteó' su recorrido por los laboratorios

El Andalucía Lab abrió ayer sus puertas y permitió conocer a alrededor de 250 autoridades políticas, empresarios, responsables sindicales, medios de comunicación e invitados todos sus rincones y servicios. En total, cinco áreas compuestas por cuatro laboratorios y una zona común para compartir ideas y conocimiento. El trasiego fue máximo. Esto y una apretada agenda, anuncio de fecha de elecciones andaluzas incluido, no impidió que el presidente de la Junta, José Antonio Griñán conociera de la mano del consejero de Turismo, Luciano Alonso, las novedades del "reciclado" edificio del Cinnta. Hasta tuiteó su recorrido y contó a sus casi 10.000 followers en dónde se encontraba en ese momento.

Griñán recorrió el edificio de principio a fin y descubrió las funciones del último laboratorio puesto en marcha, el Testing Lab, que ofrece al sector la aplicación de soluciones tecnológicas, como un departamento de I+D+i. El Research Lab, el primero de ellos, busca impulsar proyectos de investigación capaces de transformar el sector turístico andaluz. Hasta la fecha se han desarrollado ocho proyectos en colaboración con universidades, centros tecnológicos y empresas regionales, nacionales e incluso europeas.

El Consulting Lab, por su parte, trabaja al estilo de una consultoría y ofrece soluciones tecnológicas de forma personalizada a los profesionales que pretendan mejorar sus herramientas 2.0. 900 firmas se han beneficiado de las mismas. Llamó especialmente la atención el Demo Lab, que muestra a las empresas diversas aplicaciones punteras en materia turística. Así, en su área hace simulaciones aquellas últimas novedades para una agencia de viajes, una habitación de hotel, un restaurante o una guía turística su área. De los servicios ofrecidos sobresale Andalucía QR, que genera páginas web para dispositivos móviles.

En su camino, Griñán se topó con el primer taller de trabajo celebrado en el Andalucía Lab. Curiosamente, versaba sobre el auge de las redes sociales y enorme potencial de cara al turismo y su comercialización. El taller corría a cargo de Jimmy Pons, experto nacional en Innovación Turística Gestión de Destinos, que aleccionaba a unos 40 trabajadores y profesionales. Una de las participantes, animada por el propio presidente de la Junta, mostró a Griñán las particularidades de su empresa accediendo a su página web.

El edificio, diáfano y equipado con la tecnología más moderna, es el del antiguo Cinnta, que data de 1990. Cuenta con 4.000 metros cuadrados y, tras 19 meses de obras, ha pasado de una estructura de trabajo "cerrada y jerárquica por otra más abierta". "Hay transparencia, luz. Buscábamos corresponder al flujo de conocimiento que hay aquí", explicó el arquitecto Salvador Moreno Peralta.

Representantes del sector acabaron satisfechos tras su visita al Andalucía Lab. "Debe ser un revulsivo para que las pequeñas empresas implanten las nuevas tecnologías", comentó el hotelero y responsable de turismo de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Miguel Sánchez. Por su parte, el secretario general de la UGT en Andalucía, Manuel Pastrana, destacó que el nuevo centro está llamado a ser "el corazón del que emane la adaptación permanente a la demanda de los usuarios".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios