El Guadiaro, convertido en una cloaca tras años de espera para su depuración

  • El río es uno de los más contaminados de Andalucía porque recibe las aguas residuales sin tratar de cinco de los seis municipios que se encuentran en su cabecera

Esta semana hemos conocido que uno de los pocos ríos vivos de Andalucía se encuentra en la Serranía de Ronda. El Genal. En él habitan, incluso, libélulas de antes de la glaciación que necesitan una muy buena calidad de las aguas para poder desarrollarse como larvas acuáticas.

Cerca de esta joya de la naturaleza, en la misma cuenca y dándole nombre, el Guadiaro se presenta como el contrapunto, al ser uno de los ríos más contaminados de Andalucía. A su cauce se siguen vertiendo las aguas residuales sin depurar de cinco de los seis municipios que se encuentran en su cabecera. Afortunadamente, Ronda, que aportaba el 60% del volumen total, desde hace unos años cuenta con una depuradora y ha proporcionado un respiro a un río que agonizaba, según han denunciado diferentes colectivos ecologistas y expertos.

No obstante, lo que parecía una puerta de esperanza para la vuelta a la vida, se ha quedado en un gesto aislado, y es que el llamado Plan de Saneamiento Integral del Guadiaro sigue sin cumplirse, ni tiene fecha anunciada para su inicio por parte del Gobierno Central.

Arriate, Montejaque, Benaoján, Jimera de Líbar y Cortes de Frontera, además de diversos núcleos diseminados por sus riberas, siguen sin contar con estaciones depuradoras que pongan fin al problema, aunque su entrada en funcionamiento estaba prevista para 2005.

Además, se abandonó la primera intención de la Agencia Andaluza del Agua, que consistía en construir depuradoras independientes para cada localidad, optando por la construcción de varias depuradoras de tamaño medio. Incluso, se rechazó una primera propuesta de ubicación realizada por el Ayuntamiento de Arriate a la Diputación Provincial de Málaga, lo que volvía a retrasar la intervención en esta parte de la cuenca. Mientras tanto, algunos de los alcaldes de municipios afectados reconocían que nada han vuelto a saber de este asunto desde hace "bastante tiempo", aunque en el caso concreto de Montejaque, el primer edil, Miguel Alza, ha confirmado que va a pedir una reunión con el director de la Agencia Andaluza del Agua, Juan Paniagua, al objeto de abordar este tema y comprobar en qué situación se encuentra en proceso. Un largo listado de incidentes medioambientales se han producido en los últimos años, donde la mortandad de peces se ha convertido en un hecho demasiado frecuente, aunque han sido muy diversas las justificaciones las que se han dado. El Guadiaro sigue convertido en un cloaca. El olor es insoportable en algunos tramos y la suciedad de las aguas se observa a simple vista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios