La Guardia Civil irrumpe en Comisaría para detener a otro inspector antimafia

  • Los agentes del Instituto Armado, de otra provincia, investigan un caso de tráfico de drogas con el Magreb que no tendría relación con la operación de Asuntos Internos que hizo caer a cuatro agentes hace un mes

Comentarios 8

El nuevo mando único de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Francisco Javier Velázquez, se estrenó ayer por la mañana en el cargo mientras en Málaga se desarrollaba una singular operación conjunta: agentes de la Guardia Civil irrumpían en la Comisaría provincial para detener a un inspector de la Udyco, el quinto arrestado de este mismo cuerpo de élite de la Policía en el último mes.

Aunque fuentes de Interior informaron a este periódico de que esta operación no tiene relación con la desarrollada el pasado 14 de marzo por Asuntos Internos del Cuerpo Nacional de Policía, y que culminó con la detención de cuatro mandos de la misma unidad antimafia de Málaga por cohecho, omisión del deber de perseguir delitos, malversación y tenencia ilícita de armas, entre otros cargos, no descartaron que haya otros agentes de ambos cuerpos implicados.

Las mismas fuentes señalaron que el caso ha sido investigado por una unidad del Instituto Armado de otra provincia andaluza, y que tendría relación con el tráfico de estupefacientes procedente del Norte de África. Otras fuentes policiales informaron de que el agente arrestado, que pasó a disposición judicial hacia las 16:00 y fue liberado por el juez apenas dos horas después, es un inspector veterano perteneciente a la "vieja guardia" de la Udyco en Málaga, en concreto a la sección de Crimen Organizado. Las fuentes no precisaron si el detenido quedó libre sin cargos o si el juez lo liberó con alguna imputación, pero sí indicaron que la investigación se abrió tras la detención, por la Guardia Civil, de un confidente del inspector de la Policía. Éste habría declarado que el agente detenido estaba al tanto de sus actividades, según esta versión.

Es una imputación que se repetiría para la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado (Udyco) Costa del Sol, que en los últimos tiempos no gana para sustos.

Tras recibir el duro golpe de la detención en marzo de su responsable de la sección de Crimen Organizado, A. M., del jefe del grupo en Marbella, C. F., de su homólogo en Fuengirola, I. P. S., y del inspector E. V. F., la unidad antimafia de Málaga vuelve a saltar a la palestra informativa por supuestas irregularidades de sus miembros.

En aquella ocasión, también fue detenido un médico de una clínica estética privada de Marbella, que quedó libre tras pagar una fianza de 30.000 euros. La Unidad de Asuntos Internos del Cuerpo Nacional de Policía investigaba presuntas irregularidades cometidas durante la entrada y registro de una vivienda en Coín en 2007, y si los agentes se habían apropiado de objetos intervenidos en la casa.

Estas detenciones provocaron un fuerte malestar en gran parte de la plantilla de la Policía de Málaga, al considerar "desproporcionado" el trato dado a agentes condecorados en la lucha contra el crimen organizado, y achacar la operación a la lucha interna de poder que desde hace dos años viven dos facciones sindicales y políticas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios