Un teniente de la Guardia Civil de Nerja es arrollado en un control de forma accidental

Un accidente fortuito en un control rutinario de tráfico, según describieron fuentes de la Guardia Civil que presenciaron los hechos, provocó ayer que el teniente de este Cuerpo de Seguridad del Estado en Nerja acabara en el Hospital Comarcal de la Axarquía con politrautamitismos.

El incidente tuvo lugar poco antes de la 14:00, cuando se instaló un punto de verificación de vehículos, lo que popularmente se conoce como un control de tráfico en la rotonda que baja hacia la playa de Burriana y que comunica la antigua carretera N-340 con la barriada de Los Poetas. Según fuentes de la Benemérita, una persona que conducía su coche por esta vía principal se topó con los agentes que le dieron el alto. Sin embargo, de forma inexplicable no logró frenar el vehículo a tiempo atropellando al teniente que ocupa el puesto en el municipio de Nerja.

Fuentes de la Guardia Civil aseguraron que había sido "un acto involuntario posiblemente fruto de un despiste" por lo que en ningún momento sospecharon que por alguna razón el conductor hubiese querido darse al a fuga al ser parado por los agentes que estaban en la rotonda en un control rutinario. Éste puede ser para comprobar los cinturones de seguridad o garantizar la certificación de que el vehículo ha pasado la inspección técnica anual (ITV)

El agente, de 28 años de edad, fue trasladado en ambulancia desde la localidad del Balcón de Europa hasta Vélez- Málaga donde se encuentra el Hospital Comarcal de la Axarquía. Fuentes sanitarias señalaron que fue atendido por politraumatismos a las dos de la tarde en Urgencias. Durante la tarde, le realizaron algunas pruebas y su estado era estable. La noche la pasó en observación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios