La Guardia Civil desmantela una empresa de productos adelgazantes

  • La organización de consumidores Facua denuncia que Nutra Life International vendía medicamentos con hormonas que pueden ser peligrosas para la salud

La Guardia Civil ha desmantelado en Málaga una empresa que se dedicaba a vender por teléfono productos que prometían adelgazar milagrosamente gracias a una "fórmula secreta", algunos de los cuales supuestamente contenían altas concentraciones de hormonas que podrían ser peligrosas para la salud.

Así lo denunció ayer la organización de consumidores Facua, cuyo portavoz en Andalucía, Rubén Sánchez, ha informado de que la empresa, denominada Nutra Life International, supuestamente vendía al menos treinta variedades de productos para adelgazar y también para hacer aumentar el pecho de las mujeres.

Dos de estos productos fueron analizados por el servicio de Bioquímica Clínica del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, que concluyó que contenían altas concentraciones de la hormona tiroidea Triyodotironina y la hormona sexual Beta-Estradiol, cuyos efectos dependen "de la proporción, de la concentración y del propio usuario", pero que pueden ser "peligrosos para la salud".

La empresa se anunciaba "a toda página" en revistas y periódicos de tirada nacional, prometiendo que se podían perder 28 kilos en menos de nueve semanas "sin dejar de comer" o "adelgazar durmiendo" gracias a una "fórmula secreta".

La Guardia Civil llevaba más de un año investigando a esta empresa en la llamada Operación Toscana, según han dicho fuentes de la investigación, y que ayer llevó al registro de dos dependencias de la empresa en Málaga.

En la intervención se decomisaron varias cajas de más de 30 productos en una nave del polígono industrial El Viso de la capital malagueña, y también se registró el local desde donde se gestionaba la venta telefónica, en la calle Nicolás Salmerón.

Hasta el momento ha sido identificado como administrador único de la empresa el griego Christos K., que reside en el extranjero, así como el británico Andrew B., apoderado de la firma y afincado en Mijas, que por el momento ya ha sido imputado por la Guardia Civil en esta investigación.

Facua indicó que lleva desde 2004 denunciando a esta empresa por publicidad engañosa, ya que la ley prohíbe este tipo de anuncios, pero ni el Ministerio de Sanidad ni la Junta de Andalucía han atendido a sus peticiones de inspeccionar a la empresa, si bien ésta fue multada en 2006 con 7.500 euros por la Delegación Provincial de Salud de la Junta en Málaga.

El número de afectados podría ascender a "decenas de miles" en toda España, según el portavoz de la Facua, que ha añadido que la organización de consumidores ha recibido algunas llamadas de compradores de estos productos que se sentían "estafados".

Así, aseguró que están estudiando presentarse como acusación particular en el proceso contra la empresa, que lleva el juzgado de instrucción número 1 de Badajoz, desde donde se emitió la orden de registro de ayer.

Sánchez explicó además que ya en 2001 denunciaron a otra empresa que vendía unas cápsulas de vinagre de manzana para adelgazar que luego anunció Nutra Life como propias, por lo que podría tratarse de la misma compañía que cambió de nombre. Según la organización de consumidores la práctica de cambiar de nombre ha utilizada por la empresa en reiteradas ocasiones, ya que recientemente cambió su denominación por el de paramarketing. Además, Facua afirma que también ha llegado a modificar las marcas de sus productos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios