Hacerse adulto en una web serie

La creatividad ha encontrado en internet un gran aliado. Para el audiovisual, la Red se ha convertido en una plataforma para producir y mostrar sin grandes alardes de presupuesto, con mayor libertad, sin necesidad de intermediarios. Quizás sea por esto por lo que España -país de mucho talento e iniciativa pero poca pasta- se ha posicionado como uno de los mayores creadores de web series, algunas tan conocidas como Malviviendo o Cálico Electrónico. En Málaga, el director Luigi Rodríguez ha creado un producto netamente local y novedoso en el género. Una mezcla de animación y personajes reales en un contexto de comedia gamberra pero con mucho trasfondo psicológico detrás titulada Draw my life. Aún se están grabando los siete episodios de la primera temporada, de 20 minutos cada uno, que estará lista en marzo. Luego será el público, sus visitas y posteriores patrocinadores los que dotarán de mayor vida esta aventura.

Hace más de un año que Luigi Rodríguez comenzó a escribir el guión y perfilar el argumento de esta serie protagonizada por el actor Adrián Vereda. En septiembre realizaron el casting y comenzaron la grabación de los episodios. "Hugo es un chico que está como los jóvenes actuales, muy estacionado en su vida, en su rutina, pero tiene que enfrentarse a la vida adulta, a la real, sus amigos se van y le cuesta trabajo encontrar su sitio", explica el creador de Draw my life. Hugo es dibujante y los personajes que crea en una "libreta mágica cobran vida durante 24 horas para ayudarle a superar las aventuras de cada capítulo", agrega Rodríguez que subraya que es "una serie para gente joven, que trata cómo afrontamos la adultez desde la juventud".

Una veintena de actores, la mayoría de la Escuela de Arte Dramático, algunos noveles y otros con una trayectoria más consolidada, forman el elenco de esta serie producida por Anthea, firma también malagueña. Tan sólo el animador, el madrileño Diego Moreno, es de fuera de las fronteras provinciales. En exteriores se ha grabado en restaurantes del centro de la capital malagueña, en autobuses de la EMT, en el Parque, en la calle Larios y en otras localizaciones de Benalmádena. "La Málaga Film Office nos ha facilitado mucho las cosas para rodar", reconoce el director de la web serie.

"No hay diferencias, es como una serie normal sólo que está hecha para la Red exclusivamente. Pero por lo demás es lo mismo, el formato igual, las mismas reglas de guión, cambia el público al que va dirigida, el que está frente al ordenador", comenta el creador de Draw my life. La narrativa es la misma y los medios técnicos, depende del presupuesto, como señala Rodríguez. En su caso han invertido algo más de 6.000 euros en la primera parte de esta producción. Lo más costoso, la animación.

Pero combinar interpretación de actores con dibujos animados es algo que, en web series, resulta innovador y que prevén que enganche al público. "Creo que somos pioneros en la web", dice Rodríguez, que desde niño tuvo una cámara en la mano. Y su historia tiene ingredientes para resultar un buen plato. Humor, personajes cercanos en los que verse reconocidos, planteamientos existenciales comunes a la mayoría, líos amorosos, problemas por resolver y unos invitados muy especiales que no dejarán indiferente a nadie.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios