Hacienda recupera unos 50 millones por el fraude fiscal con billetes de 500 euros

  • El estallido de la burbuja inmobiliaria provoca que el uso fraudulento de este tipo de operaciones se traslade a otras actividades · En Andalucía se han investigado 6.777 compras desde 2007

Los inspectores de la Agencia Tributaria han logrado recuperar para las arcas públicas unos 50 millones de euros no declarados desde 2007 en operaciones con billetes de 500 euros. Desde ese año, y dentro del plan de prevención del fraude fiscal, Hacienda ha localizado en Málaga un "amplio porcentaje" -cercano al 40%- de las compras sospechosas investigadas en Andalucía (6.777). Los datos ponen de relieve el férreo control que la Agencia Tributaria ha ejercido no solo sobre el sector inmobiliario malagueño, sino también sobre actividades como promoción, transmisiones de inmuebles, subcontratación y operaciones de adquisición y transmisión de fincas para no residentes.

No obstante, como asegura el inspector jefe de la Agencia Tributaria, Ignacio Méndez Cortegano, el estallido de la burbuja inmobiliaria, en el año 2008, provocó que la cifra de operaciones frauduletas disminuyera en este sector. Unos años antes Hacienda había puesto su lupa sobre los principales desarrollos urbanísticos e incluso llegó a crear unidades de investigación en sus distintas dependencias de inspección. El control sobre este tipo de billetes comenzó tras detectarse que en el año 2006 el 26% de los existentes en Europa se encontraban en España. Sin embargo, su presencia se ha reducido de forma significativa en los últimos años hasta alcanzar niveles de 2005.

La cantidad de billetes de 500 euros fuera de los bancos y entidades financieras está prácticamente estabilizada desde que alcanzó su cota máxima en julio de 2007. Entonces rozó los 57.000 millones de euros. Según los datos ofrecidos por el Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) del Boletín Estadístico del Banco de España del 30 de septiembre de 2011, a 31 de agosto del año pasado había más de 50.000 millones de euros en billetes de 500 en circulación. Esa cantidad de billetes de 500 equivale a más del 65% del total del dinero en circulación en España, porcentaje que duplica al de la media que se registra en los países de la Eurozona.

Este tipo de billetes generalmente se oculta en cajas de seguridad y tienen una vida cinco veces superior a la del resto porque el 80% está atesorado. La defraudación más común se produce al elevar la compraventa de un inmueble a escritura pública. Mientras que en el documento aparece una cifra para el préstamo hipotecario, el defraudador extrae en fechas cercanas al acto una importante cantidad en billetes de 500 euros, lo que hace sospechar al Fisco de que hay un movimiento de dinero negro del que ni el pagador ni el cobrador quieren rendir cuentas.

En cuanto a las sanciones fijadas varían si se trata de una persona física o jurídica y del impuesto que se ha dejado de pagar. En el caso de que el fraude se detecte en una empresa, lo normal es que se produzcan anomalías tanto en el cobro del IVA como en el Impuesto de Sociedades. La multa puede ir desde el 30 ó el 40% del dinero defraudado o dispararse hasta el 150% en diferentes supuestos.

El secretario general del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda, José María Mollinedo, asegura que cuatro de cada cinco operaciones investigadas con billetes de 500 euros son fraudulentas. El colectivo calcula que el fraude derivado de las operaciones realizadas asciende en España a unos 16.000 millones de euros anuales. Desde Gestha se cifra en 1.000 euros el importe óptimo en el que el debería fijarse la limitación del pago en efectivo que el Gobierno estudia implantar para aflorar el dinero negro, "ya que de este modo podría obtenerse una recaudación adicional de casi 26.000 millones de euros anuales", apunta Mollinedo. Desde Gestha recuerdan que la obligación de bancos y cajas de informar de aquellas operaciones en efectivo que superen los 3.000 euros, puesta en marcha en febrero de 2010, ha actuado como "elemento disuasorio" para reducir la economía sumergida en España. Finalmente, Gestha insiste al Gobierno a que autorice a los técnicos de Hacienda a investigar a todos aquellos contribuyentes que hayan utilizado billetes de 500 euros, ya que, de este modo, se podrían recaudar más de 16.000 millones en impuestos evadidos instrumentalizados con estos billetes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios