Hallan en la puerta de la Catedral el cuerpo sin vida de un hombre sin vivienda

Agentes en el patio de Los Naranjos. Agentes en el patio de Los Naranjos.

Agentes en el patio de Los Naranjos.

El vigilante de la Catedral de Málaga encontró ayer por la mañana en el patio de Los Naranjos el cuerpo sin vida un ciudadano de nacionalidad búlgara que desde hace meses pernoctaba a la intemperie en la zona. Comerciantes y trabajadores del entorno han precisado que se trata de Dani, un hombre de entre 40 y 50 años de edad, que con anterioridad había trabajado con algunos de los vendedores de almendras fritas del centro histórico, si bien en los últimos meses se dedicaba fundamentalmente a la mendicidad, en gran medida a causa de su mal estado de salud. Quienes le conocían han agregado que en los últimos días había dado muestras de haber empeorado.

La Policía baraja como principal hipótesis que se trata de una muerte natural, aunque sin descartar de entrada otras opciones sobre todo porque sus pertenencias estaban revueltas y se ha hallado entre sus efectos un cargador de telefóno móvil, pero no el aparato lo que también conduce a pensar que pudo sufrir un robo. En cualquier caso, también se considera posible que sufriera un ataque de asma, dolencia que padecía entre otras, y que tratara de buscar un inhalador. Antes de deambular por el centro histórico también buscó refugio en el aeropuerto. Las fuentes consultadas han precisado que la Guardia Civil, alertada por una reclamación formulada por su madre desde su país de origen, lo localizó tiempo atrás en las instalaciones aeroportuarias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios