La obra del Hospital del Guadalhorce está acabada, pero falta su recepción

  • Salud reitera que entrará en funcionamiento a lo largo 2012 · Aún debe equiparse y dotarse de personal · Llegará con cuatro años de retraso, pero sumará 48 camas

Comentarios 4

Ya falta menos. La obra del Hospital del Guadalhorce está acabada. Ahora resta que Salud la recepcione, que el centro sanitario se equipe y se dote de personal. En todo caso, la Administración sanitaria reitera su compromiso de que el hospital entre en funcionamiento en 2012. La infraestructura sanitaria fue anunciada en mayo de 2005 y se preveía que iniciara su andadura a comienzos de 2008. Pero el proyecto -en el que participaba la Junta, la Diputación y el Ayuntamiento de Cártama- se topó con la falta de interés de las constructoras y se declaró desierto. Tuvo que entrar en la iniciativa el Hospital Costa del Sol, de Marbella, y fue entonces cuando arrancó la obra, adjudicada a Ferrovial.

El hospital llega con cuatro años de retraso con respecto a lo anunciado, pero -pese a la crisis- el edificio está acabado. A lo largo de este mes, Salud verificará que la obra se ajusta al proyecto y que todo está finalizado para proceder a su recepción. Entonces, la Administración sanitaria tendrá que iniciar su equipamiento -estimado en más de seis millones- y deberá dotarlo de personal -que se calcula en unos 300 trabajadores-. Dos procesos difíciles en tiempo de recortes.

Su apertura saldará una deuda que la Junta de Andalucía tiene con el Valle del Guadalhorce, ya que es la única comarca que no cuenta con esta infraestructura sanitaria. Es por ello una obra muy esperada. Y no solo porque acercará la asistencia sanitaria a unos 105.000 habitantes del Guadalhorce, sino también porque descargará al Clínico que es el hospital de referencia de la comarca.

El hospital sumará 48 camas individuales susceptibles de uso doble a la provincia de Málaga, que es la que tiene la peor ratio de plazas por habitante de la comunidad autonóma andaluza. Será la primera gran inyección de camas al sistema sanitario público desde la apertura del Hospital Costa de Sol, hace 18 años. Desde entonces se han abierto una veintena de plazas para enfermos psiquiátricos graves en el Civil, media docena en la UCI de ese mismo hospital y una decena, también de Salud Mental, en el Marítimo de Torremolinos.

Pese al retraso de la obra, es con diferencia el centro hospitalario de alta resolución (chare) más avanzado de la provincia ya que los de Mijas y Estepona siguen enredados por diferencias políticas, en el primer caso, y a causa de la aparición de restos arqueológicos, en el segundo. La obra del chare del Guadalhorce se inició en diciembre de 2009 y ha dado empleo a 150 trabajadores. Cuando entre en funcionamiento, el hospital generará 300 puestos de trabajo. La inversión con equipamiento rondará los 27 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios