Hotel de Moneo: Horizonte septiembre de 2020

  • Urbanismo analiza la viabilidad de la propuesta de Braser para reformular el pago de 4,8 millone

Infografía del hotel diseñado por Rafael Moneo. Infografía del hotel diseñado por Rafael Moneo.

Infografía del hotel diseñado por Rafael Moneo.

La empresa propietaria de los terrenos de Hoyo de Esparteros, en la margen izquierda del río Guadalmedina, sobre los que se proyecta desde hace casi una década un hotel diseñado por el arquitecto Rafael Moneo, tiene el compromiso adquirido con el Ayuntamiento de Málaga de que el inmueble estará concluido como muy tarde a finales de septiembre del año 2020. O lo que es lo mismo, a dos años y medio vista.

El calendario forma está incorporado en la última propuesta presentada por Promociones Braser II a la Gerencia de Urbanismo el pasado diciembre con el objetivo de replantear los plazos del pago de los 4,8 millones de euros que la mercantil acordó abonar al Consistorio en contraprestación por poder desarrollar está actuación. Bien es cierto, que desde la firma del convenio urbanístico que ampara esta iniciativa privada, la firma ha incumplido de manera reiterada todas y cada una de las fechas en las que tendría que haber desembolsado parte de esta suma. La que aparece como última oportunidad para rescatar de las cenizas este proyecto, defendido y amparado por el equipo de gobierno del PP, está pendiente ahora de que los técnicos de Urbanismo emitan los informes favorables a la propuesta de Braser. La misma, según desveló ayer el concejal de Ordenación del Territorio, Francisco Pomares, en la Comisión de Transparencia municipal, implicaría la firma de una adenda al acuerdo original (sería la segunda) en la que se reflejaría la obligación de la empresa de pagar 2 millones de euros tras la rúbrica del documento y los otros 2,8 millones (más los intereses legales acumulados) una vez se haya culminado la intervención, hito que Braser sitúa en el 30 de septiembre de 2020. Para evitar una situación de impago, la empresa aportará los avales necesarios para, en el supuesto de que no abone la suma final, se garantice el cobro al Consistorio.

A cambio, precisó el edil del PP, "pide que el proyecto de urbanización sea aprobado, así como la licencia de obras; eso podrá entregarlo a las dos entidades bancarias que se prestan a financiar la operación", comentó Pomares, quien añadió a este listado el levantamiento de los embargos que pesan sobre sus fincas por parte de Gestrisam. Si bien el concejal eludió dar por cerrado asunto, si fue claro al mostrarse como defensor de la propuesta de actuación sobre Hoyo de Esparteros.

En este escenario, Pomares desveló que el pasado 24 de enero firmó una resolución para la incoación de un expediente para la redacción de una nueva adenda. En la misma pide a los técnicos que "valoren la propuesta y en caso de que tenga informe favorable se eleve para que sea acordado por la Junta de Gobierno Local". "Nuestro objetivo es que el convenio llegue a buen fin", añadió. Por parte de Gestrisam, que hace años abrió la vía ejecutiva para garantizar el cobro de la deuda acumulada por Braser, su actual responsable, José María Jaime, defendió el trabajo realizado. "Estamos intentando hacer gestiones de cobro pero no somos los primeros ni los únicos, hay créditos preferentes", dijo en relación a una posible subasta de los bienes de la promotora.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios